La Conspiración de la Pólvora de 1605

Conspiración de la pólvora

Si viajamos durante la primera semana de noviembre a Londres nos encontraremos con un ambiente festivo en el que las llamas y los fuegos artificiales se apoderan de las calles. Una excusa, como cualquier otra, para disfrutar de una buena pinta rodeado de londinenses. Pero… ¿Qué se celebra el 5 de noviembre? El día 5 de noviembre de 1605 tendría lugar la detención de un grupo de católicos que pretendían atentar contra el rey Jacobo I, al igual que el resto de su familia y la aristocracia, volando la Casa del Parlamento durante la Apertura de Estado. Un episodio de la vida de Londres que pasaría a la historia llamándose “La Conspiración de la pólvora”.

Nos situamos durante el reinado de Isabel I. Momento en el que la monarquía comenzó a perseguir de forma bastante enfermiza a cada uno de los católicos del reino. Una pugna entre éstos y los protestantes que parecía estar bastante desequilibrada. Con la evidente ventaja que suponía contar con la reina en su bando, los protestantes ganaban terreno haciendo que muchos de los católicos se viesen en la obligación de huir e incluso fingir ser protestantes.

Isabel I llevaría a cabo una serie de prohibiciones a esta comunidad de católicos. No podrían ir a misa o asistir a los oficios.

Tras la muerte de Isabel I sin descendencia le sucedió su sobrino Jacobo I. La llegada de éste monarca hizo que los católicos tuvieran un poco de esperanza. No obstante aquella suposición de cambio fue errónea. Jacobo I aplicó normas mucho más estrictas para con los católicos.

Bajo este marco se fue fraguando una lucha interna de un grupo de católicos. Robert Catesby, Thomas Winter y John Wright comenzaron a reunirse para intentar tramar un plan que pudiera derrocar al rey e instaurar una monarquía católica. A estos 4 primeros se les unió Guy Fawkes, un hombre con larga experiencia en explosivos que había llegado a luchar con los españoles en los Países Bajos.

Poco a poco el plan tomó forma. La idea era llenar los sótanos del Parlamento de cargas explosivas y detonarlas en la ceremonia de apertura. Un plan que necesitaba organización y presupuesto, por tanto terminaron uniéndose hasta 13 componentes más que de esta forma lograrían financiar la mortífera carga.

El plan parecía perfecto y nadie sospechaba nada. No obstante, un pequeño error hizo saltar las alarmas. Un noble católico, cuñado de Tresham, recibiría diez días antes de la ceremonia una carta anónima que le advertía del peligro que podría correr si acudía a la ceremonia den el Parlamento. Esto hizo que el 4 de noviembre se comenzara a registrar rincón a rincón el edificio del Parlamento, un registro que terminaría con la detención de Guy Fawkes, el cual se encontraba en ese momento ultimando el gran golpe.

A pesar de que muchos historiadores aseguran que Guy no reveló ni un solo nombre, lo cierto es que días después muchos de los conspiradores fueron capturados, torturados y finalmente ejecutados.El propio Guy Fawkes fue ejecutado el 5 de noviembre.

Cuentan que uno de los presos reveló el nombre de un jesuita como cómplice, algo que fue tomado por los protestantes como excusa para endurecer aún más las condiciones de los católicos en Inglaterra. A partir de ese momento se les prohibiría servir en el ejército o la armada y se les estigmatizaría socialmente privándoles del derecho a voto, derecho del que no volverían a gozar hasta el siglo XIX.

A partir de ese momento, se establecería el día 5 de noviembre como fiesta nacional, una fiesta que intentaba dar gracias a Dios por la liberación de los papistas y la muestra de odio hacia los mismos.

Todos los años se encenderían hogueras mientras se quemaban imágenes de Guy Fawkes. Con el paso del tiempo estas imágenes serían sustituidas en muchas ocasiones por otros personajes odiados y además se incluirían fuegos artificiales y diferentes actividades. A pesar de que quizá ya pocos recuerdan cómo surgió esta fiesta nacional, lo cierto es que se sigue conmemorando el día de la Conspiración de la Pólvora año tras año, siendo este un acontecimiento muy seguido en toda Inglaterra.

También te puede resultar interesante:

Diez días de fuegos artificiales en Londres

El Parlamento inglés, visita obligada en Londres

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top