Una visita al Palacio de Buckingham

Palacio de Buckingham

El Palacio de Buckingham es una de las postales más conocidas de Inglaterra. Su inconfundible fachada, sus guardias de rojos atuendos, su solemnidad y belleza lo han convertido en el reclamo turístico por excelencia de Londres.

Seguramente a pocos escapa el hecho de que este palacio es la residencia oficial de la Familia Real Británica en la capital inglesa, y que el cambio de guardia es un evento que congrega a una multitud de viajeros en cada ocasión. Pero hay mucho más que saber de este palacio antes de visitarlo.

En primer lugar, es importante apreciar el enclave estratégico del palacio en la ciudad. Se encuentra ubicado entre el Green Park, el Hyde Park y el St. James’ Park, tres sitios espléndidos que representan el espacio público de la ciudad por excelencia, acogiendo celebraciones y conmemoraciones cada año.

El Palacio de Buckingham fue construido en el año 1703 y recibe su nombre del duque de Buckingham, para quien fue edificado. Es decir que, en sus inicios, no era lugar de residencia de la realeza británica. No fue sino hasta 1762 que el palacio pasó a manos de un rey, el Rey Jorge III, quien lo adquirió con la intención de convertirlo en su residencia privada.

A lo largo de su historia, el palacio ha sido remodelado y restaurado en función de las necesidades y gustos de sus dueños, y también de los avatares de la guerra. En la actualidad, es posible visitar solo parte del edificio, y durante un restringido período de tiempo: ocho semanas por año. La temporada para visitarlo es entre los meses de agosto y septiembre, por lo que quienes estén interesados en no perderse este magnífico paseo, deben estar atentos a la época del año en la que planifican el viaje.

La visita al interior del palacio puede abarcar solamente los Salones de Estado o incluir también las Cocheras Reales y la Galería de la Reina, en función de la modalidad elegida. Desde luego, esto acarrea diferencias de precio que se pueden consultar al final de este artículo.

La primera opción ofrece la posibilidad de recorrer los 19 salones de estado, el salón de baile y los magníficos jardines con vistas fascinantes del lago y el palacio. En los salones de estado se encuentran importantes obras de arte pictórica y una invaluable colección de mobiliario, propiedad de la Familia Real.

La segunda opción incluye también la visita a la Galería de la Reina, donde se exhiben obras de arte y objetos del tesoro de la Colección Real, y a las Cocheras Reales, que guarda los vehículos y los caballos utilizados por la Familia Real para ocasiones especiales, como coronaciones, visitas de Estado y bodas reales.

Y cómo olvidar la ceremonia del Cambio de Guardia: cada día durante el verano y en invierno, a las 11.30 de la mañana, la Nueva Guardia marcha con rumbo al palacio acompañada por una banda militar, mientras la Vieja Guardia entrega el puesto y marcha rumbo a las Wellington Barracks. La ceremonia puede observarse gratuitamente, y dura 45 minutos. Se trata de un espectáculo verdaderamente recomendable, por lo que es importante estar atentos para poder presenciarlo.

Información práctica

  • Horarios: desde el 1 de agosto hasta el 30 de septiembre de 2012, de 9.45 a 18.30 hs. (La última entrada se permite a las 15.45 hs.)
  • Entrada para el Palacio de Buckingham y los Salones de Estado
    Adultos, 18 libras; estudiantes y mayores de 60 años, 16.60 libras; menores de 17 años; 10.25 libras; menores de 5 años, gratis.
  • Entrada para el Palacio de Buckingham, los Salones de Estado, las Cocheras Reales y la Galería de la Reina
    Adultos, 31 libras; estudiantes y mayores de 60 años, 28.25 libras; menores de 17 años; 17.50 libras; menores de 5 años, gratis.
  • Cómo llegar: en metro, líneas Jubilee, Piccadilly y Victoria, estación Green Park; en autobús, líneas C1, C10, 11, 211 y 239.
  • Guía de turismo de Londres
Print Friendly, PDF & Email

Tags: , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top