El encanto de la Abadía Rievaulx

Abadia Rievaulx

El primer puesto de avanzada de la orden religiosa de los Cistercienses en el norte de Inglaterra fue la elegante Abadía Rievaulx de cuya estructura hoy quedan unas mágicas ruinas. Esta abadía se construyó con la intención de convertirla en el centro de la presencia de los llamados «monjes blancos» en esta parte del país y fue un complejo monástico bien pensado y bien diseñado.

La construcción y supervivencia de las abadías se debía en parte a la ayuda de benefactores y en el caso de esta abadía cisterciense contó con el apoyo de un par de reyes y miembros de la nobleza local. Con su aporte la abadía creció y logró construir a su vez casi 20 abadías más en el norte del país.

Aquí se educaba a los monjes pero también se trabajaba con uno de los mayores productos locales, la lana, así que la agricultura y la ganadería estaban entre los quehaceres cotidianos.

La abadía fue durante mucho tiempo una de las más ricas y poderosas y sus monjes, verdaderos soldados, peones, trabajadores e ingenieros. Pero en el siglo XIII la fortuna empezó a cambiar y plagas, hambrunas y problemas de dinero empezaron a arruinarla. Para cuando Enrique VIII disolvió los monasterios y cambio de fe apenas si quedaban 30 monjes.

Las ruinas de la Abadía Rievaulx están en el medio de un paisaje maravilloso. Entre ellas lo mejor es la iglesia misma construida entre 1135 y 1145. Si bien la mayor parte de la nave ha desaparecido dejando solo las columnas hay otros sectores que han resistido mejor el paso del tiempo. Hay ruinas de otros edificios alrededor, por el ejemplo el comedor de los monjes que está intacto con sus casi 38 metros de largo y 15 metros de ancho.

También hay una exhibición interna donde te enteras más o menos de lo todo lo que acabo de contarte y de los trabajos de ingeniería y agronomía que los inteligentes monjes llevaron a cabo aquí.

Información práctica:

. Ubicación: Helmsey, norte de Yorkshire.

. Horarios: de 10am a 4 o 5 pm según la época del año.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top