El Parlamento inglés abre sus puertas en verano

parlamento inglés

Con la llegada del verano lo hacen también las vacaciones y los días libres. En España los diputados se cogen unas semanas de descanso y en Inglaterra los lores hacen lo mismo.

Esto es lo que favorece que el Parlamento inglés abra sus puertas a otro tipo de personas, los turistas, que de forma masiva pueden conocer los entresijos del lugar en el que se toman las principales decisiones del país británico junto a Downing Street, donde reside el primer presidente.

A lo largo de las próximas semanas se organizarán incluso visitas guiadas para que no nos perdamos detalle de cuanto se cuece en esas cómodas butacas. Se ha creado un calendario especial y que para los meses de agosto (entre el 2 y el 27) los lunes, martes, viernes y sábado hay ruta programada a las 9.15 horas. Además, de lunes a sábado se repite a las 16.30 horas. Y entre septiembre y octubre las visitas se organizan recorridos los lunes, viernes y sábados a las 9.15 horas. De martes a sábado también hay otra a las 16.30 horas y de martes a jueves a las 13.15 horas.

Para entrar al Parlamento hay que pagar. En el caso de los niños ronda los 14 euros, cifra que se reduce considerablemente en el caso de los niños y que, si se va en familia, también resulta más económico.

Durante estos recorridos los visitantes pueden descubrir la historia del Parlamento inglés, cuyos orígenes se remontan a la Edad Media, y del propio país británico, así como algunos de los momentos más curiosos que vivió. Es el caso de la fallida conspiración de la pólvora de 1605, que cada año se recuerda mediante una gran fiesta: The Bonfire Night.

En las próximas semanas cualquier visitante puede pasear por los pasillos del Parlamento e, incluso, llegar a sentarse en las mismas butacas que ocupan los lores. Los guías explican a los turistas cómo funciona el Parlamento, algunos de sus rincones más conocidos, o los menos, y cada recorrido dura algo menos de hora y media. Eso sí, lo que no está al acceso de los visitantes son los cuartos de baño.

Por ello recuerdan que existen aseos públicos en la estación de metro de Westmister, a apenas unos metros del Parlamento y el modo más fácil de llegar hasta el parlamento si os movéis en transporte público.

Entre los elementos más destacados del Parlamento se encuentra el Westminster Hall, un amplio espacio original que data del siglo XI, y que conserva el artesonado del XV. Muy cerca del edificio está otro pequeño vestigio del antiguo palacio, la Jewel Tower, donde se guardaban joyas de la corona, actualmente trasladadas a la Torre de Londres.

Foto Vía Noelia Rodríguez

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top