Los concursos más curiosos de Inglaterra

recuento de cisnes en el támesis

Los ingleses tienen fama de excéntricos y hay ocasiones en las que no se puede negar. Es el caso de cuando les da por organizar festivales y competiciones de lo más curiosas, de las que no se podrían celebrar en otro lugar del mundo. Entre los muchos festivales ingleses hoy vamos a repasar alguno de los más extraños que se puede encontrar.

Y es que, ¿dónde se podría pesar al alcalde todos los años? Pues en High Wycombe, donde todos los meses de mayo suben a su máximo mandatario a la pesa para saber si ha engordado a costa de las arcas públicas. Si lo han hecho se les puede mandar a Dorset. Allí se celebra todos los meses de junio un concurso de comedores de ortigas.

También se le puede mandar a la isla de Wight en agosto. Allí se pueden degustar numerosos y apetecibles productos cuya base principal es el ajo. En la isla también se celebra la competición anual de tiro de cuerda como parte de la Semana Cowes, en el mismo mes.

Mucho más dulce resulta el martes de Carnaval en Olney, donde se celebra la carrera de crepes. Desde el año 1445 las competidoras de esta localidad del condado de Buckinghamshire cubren, sartén en mano, los casi 380 metros dando vueltas en el aire a sus crêpes a la vez que corren. El premio es un beso del sacristán.

La tradición de Swan Upping (recuento de los cisnes del río Támesis) es mucho más glamurosa y se remonta al siglo XII. Se celebra cada mes de julio entre las localidades de Sunbury y Abingdon. El swan marker, es decir el marcador de cisnes oficial de la Reina, luce un uniforme de color escarlata para contar los cisnes jóvenes, además de llevar a cabo el anillamiento de cada nuevo cisne y determinar su peso.

Todos los viernes Santo se celebran los Campeonatos Británicos y del Mundo de Canicas. Esta competición por eliminatorias entre equipos integrados por jugadores internacionales y campeones del torneo inglés se celebra en Tinsley Green (Crawley) desde la década de 1930. También se disputa un campeonato individual.

Y si sois unos expertos en el arte de mentir deberíais pasaros por Bridge Inn, en el valle Wasdale de Cumbia. Allí organizan un concurso para determinar quién es el mejor mentiroso. Los concursantes se desplazan desde muy lejos para medir sus dotes orales con las de la élite de los cuentistas. El concurso no tiene muchas reglas pero, eso sí, no se aceptan políticos ni abogados, así que el alcalde de High Wycombe no podría participar.

Foto Vía Niquinho

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top