El espectáculo de los jardines del castillo de Cardiff

Castillo de Cardiff

La primavera es una de las mejores épocas del año para conocer nuevos lugares y culturales. No sólo porque los días empiecen a ser más largos y las temperaturas algo más altas, sino también porque la naturaleza, en algunas ocasiones, nos ofrece unos espectáculos capaces de igualar, e incluso superar, en belleza a los que puede crear el hombre con sus propias manos.

En el Reino Unido, en rasgos generales, son muy dados a cuidar las zonas verdes y, en particular, los jardines. De ahí que cuando llega el buen tiempo y los árboles y las plantas empiezan a florecer se puede asistir a uno de los más bellos espectáculos que la naturaleza nos ofrece. Si visitáis el país de Gales y queréis disfrutar de uno de esos acontecimientos naturales en estado puro tenéis que ir a visitar el castillo de Cardiff.

Dicha edificación, ya es motivo de atracción turística por si misma. Se trata de una fortaleza del siglo XI que se eleva sobre la ciudad y que fue construido por los normandos. En sus inmediaciones existen unos hermosos jardines, conocidos como Bute Park, que son cuidados por la Royal Horticulture Society (la Sociedad Real de Horticultura), entidad que, además, se encarga de organizar actividades a lo largo de todo el año.

Bute Park

En estas fechas los acontecimientos se incrementan en número y a finales de esta misma semana se viven las jornadas más bulliciosas con la celebración de varios actos. Se organizan desde exposiciones florales a ventas de plantas y utensilios de jardinería, pasando por competiciones de diseño de jardines en las que, diversos especialistas en la materia, se afanan por conseguir que los suyos sean los más bonitos y espectaculares.

Los más pequeños también participan en estas jornadas. Eso sí, no se trata de que planten unas semillas o quiten unas hierbas sucias, sino que su concurso se centra en decorar unas carretillas. El certamen goza de tanta afición entre los niños que ya hay inscritas más de 60 colegios, con la consiguiente presencia de centenares de padres enloquecidos animando a sus hijos mientras ponen y quitan flores, pintan o decoran con toda clase de objetos tan singular vehículo.

Las entradas cuestan ocho euros. Los niños, menores de 16 años, tienen acceso gratuito. Para llegar a los jardines uno puede tomar el tren, ya que está a 15 minutos, caminando, de la estación central de Cardiff o coger, desde este mismo lugar, los autobuses 21, 23, 24, 25, que pasan cerca.

Foto 1 Vía: Duncan en Flickr

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top