La correspondencia de Van Gogh llega a Londres

Van Gogh

Van Gogh nos dejo una herencia con un valor incalculable a todos los mortales: su obra, poder disfrutar de ella y deleitarse fijándose en uno y otro de los detalles que hacía tan particulares cada uno de sus cuadros. Antes se podía ver en las enciclopedias o libros de arte y ahora basta una sencilla búsqueda en internet para acceder a todo lo que ha hecho este pintor.

Sin embargo, hay otro tipo de herencia que no está siempre tan a mano: sus objetos personales. Entre ellos se encuentran sus cartas. Hay que tener en cuenta que en su época era habitual que la gente mantuviera gran correspondencia, aunque lo raro es que se llegara a conservar.

Hasta la actualidad han llegado varias de las misivas que escribió y que recibió y que, desde el pasado mes de enero, pueden verse en Londres, en la Royal Academy of Arts. Es la primera vez en casi medio siglo que una muestra relacionada con el pintor holandés recala en la capital inglesa.

Está considerado como uno de los eventos culturales del año en Inglaterra, por lo que recomendamos encarecidamente que si vais a viajar a Londres no dejéis pasar la oportunidad de visitar esta exposición. Puede visitarse hasta mediados de abril. Las entradas pueden comprarse con antelación a través de la web de VisitLondon y al precio de 12 euros, precio que merece la pena, sobre todo porque ya sabéis que por norma general las galerías y museos británicos son gratuitos.

La originalidad de esta exposición es que permite conocer a un nuevo Van Gogh, más allá del pintor que ha trascendido a la historia. Las 35 cartas que forman parte de esta correspondencia permiten conocer parte de esas excentricidades que lo convirtieron en un genio. Buena parte de ellas no habían sido expuestas al público con anterioridad debido a su fragilidad. Como complemento a las misivas en la exposición pueden verse también 65 pinturas y 30 dibujos relacionados con los temas de la correspondencia.

La exposición tiene un horario que va desde las 10 de la mañana a las seis de la tarde, de domingo a jueves; a las nueve de la noche, los sábados; y las 10 de la noche, los viernes. Para llegar hasta la Royal Academy of Arts puede usarse el metro, bajándose en las estaciones de Picadilly Circus, Oxford Circus, Bond Street o Green Park, que distan apenas unos minutos de la entrada del edificio.

Foto Vía Wallyg

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top