Disfrutar de la naturaleza en pleno invierno

Kensington

Son muchas las cosas de las que se puede disfrutar gratuitamente si viajáis a Inglaterra. Una de ellas son los museos públicos, así como la cantidad de los jardines y espacios verdes que hay a lo largo del país. Los ingleses sienten una predilección especial hacia todos los espacios naturales y el hecho de que sea una isla en el que llueve muchos días al año hace que se den las condiciones climatológicas perfectas para que las zonas verdes luzcan en su total esplendor.

Por si esto fuera poco, existe un cuerpo de jardineros, dependiente del gobierno, que se encarga de mantener en buenas condiciones estos espacios. Vamos a hacer un reposo por los más destacados y que, si tenéis ocasión, no deberíais dejar de visitar.

Kenwood House, en el norte de Londres cuenta con unos espectaculares jardines de invierno, por lo que esta época es la mejor del año para visitarlos. Lo mismo ocurre en Cornualles, donde se encuentran el Jardín Fox Rosehill y los Jardines Gyllyngdune. Merece la pena acercarse a los Jardines de Chiswick House, en el oeste de la capital inglesa; o los Jardines de Rosas David Austin, que se encuentran en la zona centro del país.

Pero si queréis conocer un lugar verdaderamente especial debéis recorrer la Senda de las Esculturas,  en las inmediaciones del lago Beechenhurst, en Gloucestershire. Durante casi seis kilómetros se combina la cultura, el ejercicio y el aire fresco.

En Yorkshire, cerca de Wakefield, os encontraréis otro espacio similar. Alberga más de medio centenar de figuras, entre las que se incluyen figuras de bronce de Henry Moore. Se reparten por los más de dos kilómetros cuadrados con que cuenta este parque del siglo XVIII.

Y si hablamos de estatuas y jardines ingleses una de las más famosas es la de Peter Pan statue que se encuentra en los Jardines de Kensington, en Londres. Forma parte de toda una reconstrucción del mundo ideado por J. M. Barrie, con su barco pirata y su playa. El parque está dedicado a la Princesa Diana de Gales, que vivía en un palacio cercano a este espacio.

En el parque de Richmond, también en la capital inglesa, se pueden ver alguno de los 600 ciervos que en él viven en libertad, pasear entre árboles de 500 años o escuchar a las parejas de cotorras de Kramer.

Además de parques, hay otros espacios verdes, como son los invernadores, que son dignos de mención. El más llamativo quizás sea The Winter Garden, en Sheffield y que cuenta con más de 2.500 plantas de todo el mundo.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top