Las mejores pistas de hielo de Gran Bretaña

Pista de hielo inglesa

Estamos ya totalmente inmersos en la Navidad. En Inglaterra estas fiestas se celebran por todo lo alto. Al margen de cuales sean las tradiciones navideñas británicas hay toda una serie de actividades relacionadas con estas fechas que son puramente anglosajonas. En los últimos años se han adaptado muchas de ellas en otros países, pero lo cierto es que el mejor modo de disfrutarlas es en su lugar de origen. Estamos hablando del patinaje sobre hielo. Al pensar en ello a todos se nos viene a la mente el Rockfeller Plaza, en Nueva York, pero no os creáis que las de Inglaterra tienen algo que envidiarle. Y para muestra ahí van las que están consideradas como las mejor ocho pistas de patinaje de Gran Bretaña.

Torre de Londres. ¿Os imagináis patinando teniendo como marco de fondo una de las típicas postales londinenses? Es posible, porque hay una pista instalada bajo las murallas, torres y almenas de la espectacular Torre de Londres.

Somerset House. Otra de las pistas de patinaje sobre hielo al aire libre más importante también está en Londres. Se encuentra en el patio de este edificio neoclásico situado entre el Támesis y The Strand. Incluye actividades complementarias como sesiones de dJs o de trinos de pájaros. Se puede comer en la zona y probar el vino caliente especiado de la Tiffany Tuck Shop.

Cornualles. En las inmediaciones de los invernaderos de Eden Project no sólo se puede patinar al aire libre y disfrutar del paisaje invernal, sino también practicar el curling, un deporte casi desconocido en España, pero todo un clásico en países en los que el hielo es frecuente.

Catedral de Winchester. La pista de hielo está situada en pleno mercado de Navidad de Winchester, junto a su catedral del siglo XI. Los patinadores tienen como recompensa disfrutar de todos los platos que ofrece la cafetería cercana, tales como guisos, sopas caseras, dulces, tartas Selva Negra, vino especiado o chocolate caliente.

Cardiff. La pista de hielo de Cardiff es la pieza clave de las celebraciones navideñas de la localidad inglesa. Además, cuenta con una terraza cubierta climatizada para los espectadores. Cerca de puede montar en la noria o tomarse un vino caliente con especias. En los alrededores os podéis encontrar con Bjorn, el oso polar animado a tamaño real.

York. Se puede patinar alrededor del roble iluminado junto a Clifford’s Tower, la torre del siglo XIII, los juzgados y el castillo-museo en el centro de la histórica York.

Manchester. La pista de hielo al aire libre de Spinningfields es el aderezo perfecto para unas compras navideñas. En el North Pole Bar se pueden tomar chupitos reconstituyentes. Uno de los recomendados es la infusión de vodka Winter Crumble.

Surrey. La pista del Palacio de Hampton Court es uno de los espacios más románticos, ya que se encuentra bajo las estrellas en el exterior del palacio real favorito de Enrique VIII.

Foto Vía: TowerofLondonicerink

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top