El Parlamento ingles, visita obligada en Londres

Parlamento inglés y Big Ben

Las casas del Parlamento inglés son una de las imágenes más características de Londres y de Inglaterra en general. La silueta de sus puntiagudos edificios, justo al lado del Big Ben, son de lo más representativo de la capital. Pocos son los que son capaces a escapar de la tentación de hacerse una foto junto a la verja, pero también pocos los que realmente se deciden a entrar y conocer el lugar en el que se toman las decisiones más importantes del Reino Unido.

Cualquier visitante puede pasear por sus pasillos e, incluso, llegar a sentarse en las mismas butacas que ocupan los lores (en días y horas señalados especialmente). Y si lo que se quiere es seguir una de sus sesiones también se puede. Existen guías dedicados a explicar a los turistas cómo funciona el Parlamento, algunos de sus rincones más conocidos, o los menos, y dura algo menos de hora y media. Eso sí, lo que no está al acceso de los visitantes son los cuartos de baño. Por ello recuerdan que existen aseos públicos en la estación de metro de Westmister, a apenas unos metros del Parlamento.

Entre los elementos más destacados del Parlamento se encuentra el Westminster Hall, un amplio espacio original que data del siglo XI, y que conserva el artesonado del XV. Muy cerca del edificio está otro pequeño vestigio del antiguo palacio, la Jewel Tower, donde se guardaban joyas de la corona, actualmente trasladadas a la Torre de Londres.

El origen del Parlamento inglés se remonta a la época medieval, aunque desde entonces y hasta la actualidad ha ido ganando importancia y restándosela, por otra parte, a la corona británica. De este modo no es de extrañar que el lugar donde se toman las decisiones más importantes del país se encuentre cerca del palacio de Buckingham (un pequeño paseo andando) y a la vera de la abadía de Westmister, la iglesia en la que tienen lugar los acontecimientos más importantes de la vida de un monarca (bodas, coronaciones,…).

Parlamento ingles

Es más, el Parlamento se levanta sobre el antiguo palacio de Westmister, residencia real, que fue víctima de un incendio en 1512. Entonces cambió de utilidad, pero no por eso se redujeron los sucesos relacionados con el fuego en su interior. En 1605 el traidor Guy Fawkes trató de hacerlo volar por los aires en la noche de la Conspiración de la pólvora, aunque falló. En 1834 el edificio volvió a sufrir un incendio y tras ser reconstruido tomó la forma actual.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top