El ecoturismo, otro modo de visitar Inglaterra

Parque de Inglaterra

La sostenibilidad y el cambio climático son aspectos que preocupan cada vez más al personal. Sin embargo, raramente pensamos en ello a la hora de ir de vacaciones. Utilizamos aviones, que contaminan, comemos en restaurante de comida rápida, cuyos envases no suelen ser amigos del medio ambiente y a la hora de deshacernos de basura lo hacemos en el primer contenedor que vemos, sin fijarnos si hay opción de reciclar o no.

Y es que practicar ecoturismo es mucho más que darse una vuelta por uno de los parques de Londres. Pues desde el gobierno británico se han puesto manos a la obra y quieren que el turismo no sea fuente de impacto medioambiental, sino todo lo contrario.

Por ello han puesto en marcha diversas iniciativas con las que tratan de que el visitante no dañe a su medio ambiente. Pero antes de ‘atacar’ al turista hay que hacer lo propio con las empresas que se relacionan con el. Por ello se han creado unos premios, los GTBS, que tienen diversas categorías en función de lo que hace la empresa por cuidar el medio ambiente. Se tiene en cuenta el compromiso social, la energía, el agua, la adquisición, los desechos, el transporte, el patrimonio natural y cultural, así como la innovación que llevan asociados. Pueden optar a este distintivo tanto alojamientos, como atracciones e, incluso, evento lúdico-festivos.

Por otra parte, existe un programa llamado Working towards green tourism (Trabajando por un turismo ecológico), al que están asociados diversas empresas del Reino Unido y cuyo fin es el de convertirse en lugares verdaderamente ecológicos para visitar o alojarse. En este mismo sentido va el programa Green Start (La estrella verde), que proporciona el marco ideal en el que cualquier empresa turística puede comprometerse de forma inicial con el turismo ecológico. Toda entidad con este distintivo indica a los visitantes que reconoce la importancia y el valor de las buenas prácticas sostenibles.

Como os decíamos, el compromiso medioambiental no es sólo por parte de las empresas turísticas, sino por quienes visitan el Reino Unido. Así, se les ofrecen una serie de pautas que sirven para saber qué hacer para dejar la menor huella de impacto ambiental posible. A través una página web el visitante puede calcular cómo será la carbon footprint (huella sobre el carbono) y tomar medidas para paliar, en lo posible, el daño.

El objetivo último de todas estas iniciativas es promocionar el ecoturismo, una modalidad que ofrece sugerencias para unas vacaciones ecológicas y comprometidas, a través de guías para reducir las emisiones de carbono, conocimiento de mercados agrícolas e información sobre alojamientos ‘verdes’.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top