Battle, donde los sajones perdieron Inglaterra

Gatehouse

Cerca de Hastings, población costera del condado de East Sussex, existe una enorme explanada donde el 14 de octubre de 1066 William I El conquistador, un duque normando bastardo, ambicioso y oportunista invadió Inglaterra y plantó batalla al rey sajón, Harold II. El rey Harold y sus tropas estaba repeliendo una invasión vikinga en Yorkshire, a unos 300 kilómetros al norte de allí y llegaron prácticamente exhaustos, ya que a diferencia de los normandos -guerreros a caballo con arqueros y ballesteros-, los sajones eran básicamente ejércitos de infantería que cubrieron la distancia a pie tardando sólo cinco días en llegar a un lugar que ahora se conoce como Battle.

Los dos ejércitos se encontraron en este claro del bosque y comenzó la batalla. Tras varias horas de lucha encarnizada, los sajones parecían llevar ventaja, pero el rey Harold fue herido mortalmente (la tradición popular dice que una flecha le entró por el ojo) y los normandos cayeron sobre él y los sajones sin piedad. A Harold lo desmembraron y repartieron su cuerpo por diversos puntos de la isla británica, con la intención de que los anglosajones no tuvieran un lugar de peregrinaje. En cambio, los vencedores erigieron una abadía en el sitio donde no sólo ganaron una batalla, sino un país.

Battle Abbey y Battlefield (literalmente, el campo de batalla) están cargados de energía. Como sucede en muchos otros puntos del planeta donde la muerte ha tenido un protagonismo tan dramático, Battle Abbey simboliza el fin de una época y el comienzo de otra. Esta abadía benedictina de estilo románico consagrada en 1097 está casi en ruinas, pero todavía conserva la grandeza del espíritu con el que se erigió. En el altar mayor se señala el punto exacto donde mataron a Harold II. Lo que si se conserva en buenas condiciones es parte de la muralla y de la casa de guardia que se anexionó a la abadía durante el siglo XIV.

Abbey

Las peripecias y episodios de la batalla fueron inmortalizados en el famoso Tapiz de Bayeux, que se encuentra en esta localidad de Francia. El tapiz mide más de 63 metros de largo y medio metro de ancho, longitud que sirve para narrar a modo de cómic o de película en “tela” los antecedentes de la invasión normanda y el desarrollo de la batalla desde el punto de vista de los vencedores. La última sección del tapiz se ha perdido aunque se supone que acabaría con la coronación de William I como rey de Inglaterra.

Tapiz

En Battle Abbay hay una tienda de souvenirs y un café. Además se puede hacer un recorrido por el campo de batalla con un audio-guía que explica pormenorizadamente las diversas fases que sufrió la batalla y decidió la suerte de ambos bandos.

Además de la Abadía, el pueblo de Battle es un lugar muy pintoresco vertebrado en torno a la calle (carretera realmente) principal, con pequeños hoteles familiares y B&B muy acogedores, salones de té y varios restaurantes de cocina tradicional y moderna.

Fotos Vía: Flickr y Wikipedia

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top