La Catedral de Canterbury

catedral de canterbury

Una de las ciudades inglesas mas fascinantes y pintorescas que he pisado es Canterbury. Sus calles medievales están llenas de historias y religión y la verdad es que es un destino que no puede faltar en vuestra ruta a la hora de conocer las islas británicas. Uno de sus edificios emblemáticos, yo diría casi el corazón mismo de la ciudad, es la Catedral de Canterbury, una de las iglesias mas antiguas del país.

De las más antiguas y también de las mas famosas pues encierra historias sorprendentes y además, es el núcleo de la Iglesia Anglicana. Su historia se remonta siglos atrás, antes del año 1000, cuando el Papa Gregorio Magno envía desde Roma a San Agustín como el primer arzobispo en el año 597. Sin embargo, la historia es todavía un poco mas vieja ya que se han encontrado restos de una primitiva iglesia sajona en sus cimientos.

Las iglesias y catedrales de aquella época no se construían en pocos años. Si habéis leído Los Pilares de la Tierra de Ken Follet tendréis una idea más precisa de la construcción de las iglesias medievales, así que a los primeros edificios se fueron sumando otros a medida que fueron cambiando los arzobispos y pasando el tiempo.

canterbury interior

Así, en la historia de la Catedral de Cantrbury hay un período sajón y vikingo anterior al año 1000 y comienzos de éste y un período normando que comienza con el cambio de milenio. La arquitectura se modificó con nuevos edificios y reconstrucciones, especialmente después del incendio de 1174 que mutó el diseño del edificio a gótico. Así, hoy tenemos una iglesia con puntiagudos arcos y agujas, con una nave del estilo gótico inglés y una torre central de estilo normanda reconstruida en 1490 con 91 metros de altura y una campana que aún suena 100 veces cada noche cerca de las 9pm.

Y no podemos hablar de la Catedral de Canterury sin referirnos a Thomas Becket, ese sacerdote que le daba tantos dolores de cabeza a Eduardo II, el mismo que fue asesinado en su propia iglesia por un par de soldados que querían ayudar a su rey, sacandole del medio. Becket abogaba por la separación de la iglesia de la corona inglesa y hasta el día de hoy sigue siendo el símbolo de esta división

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top