Exmoor ofrece lo mejor de su huerta

Exmoor food festival

Con la llegada del otoño se abre uno de los momentos gastronómicos más ricos de todo el año. Así, no es de extrañar que los festivales relacionados con la comida se desarrollen en prácticamente todas las partes del mundo. Inglaterra no iba a ser menos y durante el próximo mes de octubre celebrará el Exmoor Food Festival, uno de los certámenes más apetitosos de cuantos tendrán lugar en las próximas semanas en tierras británicas.

Y no lo decimos sólo porque la comida sea la protagonista durante los ocho días que dura la feria alimenticia, sino porque cada jornada es distinta y, además, se organizan actividades paralelas en Exmoor, que no siempre están relacionadas con la gastronomía. Además, hay que tener en cuenta que es la ocasión perfecta para probar algunos de los mejores productos agrícolas del West Country, ubicada en el suroeste de Inglaterra, una de las zonas más bucólicas y de ensueño de la campiña inglesa.

El programa, a desarrollar del 2 al 11 de octubre, incluye unos 40 eventos diferentes. Entre ellos se encuentran ferias gastronómicas o mercados donde pueden comprarse los productos de la huerta de mano de los propios agricultores que los cultivaron. Pero como os decíamos el de Exmoor no es un certamen gastronómico al uso y permite al visitante disfrutar, entre otras cosas, de veladas temáticas.

Desayunos especiales, cenas a base de tapas, al estilo de las que pueden disfrutarse en nuestro país, o deliciosos cream teas (una merienda típicamente inglesa a base de té y bollos con nata y mermelada) son algunos de los actos que se han organizado. Los establecimientos locales participan activamente en este festival gastronómico, lo que hace que el ambiente ferial se expanda por toda la localidad. No hay que olvidar tampoco la importancia que el cerdo tiene en la dieta de la zona.

Y al margen de las degustaciones gastronómicas o talleres para aprender a trabajar con determinados productos quienes acudan al festival gastronómico podrán conocer, entre otras cosas, como se trabaja en una granja o el proceso de elaboración de la sidra, un producto típico de la zona del West Country. Momentos más lúdicos podrán vivirse con el  paseo en poni por el Doone Valley; la visita a Dunkery Beacon (el punto de mayor altura de Exmoor) o participando en un trayecto en uno de los trenes de vapor de West Somerset Railway, parando a tomar el high tea (una especie de merienda cena) en el Turntable Café.

Foto Vía Exmoor Food Festival

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top