Greenway, la casa de vacaciones de Agatha Christie

Greenway

La casa de vacaciones de Agatha Christie, Greenway, cerca de Torquay, ha sido abierta al público recientemente para mostrar la vida privada de la autora de novelas policíacas más famosa del mundo. Dicen que sus libros son los terceros más vendidos del mundo, después de la Biblia y Shakespeare. Sus libros se han traducido a casi 60 idiomas.

Agatha Christie nació y se crió en Torquay, aunque la casa donde vivió en su niñez ya no existe. En 1938 compró Greenway, una hermosa casa con vistas al río Dart, unos seis kilómetros al sur de Torquay, cerca de la aldea de Galmpton. La autora se retiraba aquí en verano y en Navidad para pasar el tiempo con su familia hasta 1959. Después de esa fecha, se la dejó a su hija, Rosalind Hicks, aunque Agatha Christie la visitaba a menudo.

Aunque Agatha Christie pasó muy buenos momentos en Greenway, no se puede decir que escribiera mucho en ella. Sí que escribía cartas, y sobre todo guarda recuerdos de su vida privada. Allí veremos su piano Steinway, sus colecciones de cerámica y sus bellos estuches de madera, sus fotos de familia y la delicia de ver el menú que comió en la fiesta de su ochenta cumpleaños, celebrado en Greenway el 15 de septiembre de 1970.

A pesar de que Agatha Christie no escribió mucho en Greenway, la casa sí le sirvió de inspiración para varias de sus novelas policíacas. Un recorrido por la casa también ofrece la oportunidad de conocer su éxito y su producción. En las estanterías se alinean todos sus libros.

En algunas de las habitaciones se pueden oír fragmentos con la voz de Agatha Christie. En ellas se nos muestra una mujer con un gran sentido del humor y muy modesta acerca de su éxito. Decía que su problema no era inventar las historias, sino tener tiempo para sentarse con tranquilidad y ponerse a escribir. Gracias a Dios que encontró ese tiempo, ¿no creéis?.

Greenway es una casa bastante grande, pero el acceso no es directo, y sólo pueden entrar en ella 20 personas a la vez en cada visita, en intervalos de diez minutos. Se puede llegar a la casa haciendo senderismo por los alrededores, en bicicleta, en autobús local o mediante una combinación de tren y barco. Os recomendamos tomar un ferry, el Greenway Ferry, a través del río Dart.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , ,





1 comentario

  1. m.jesus aguilar mayor dice:

    Hola quisiera saber si hay que rervar hora de visita o puedes llegar libremente y hacer cola para entrar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top