El Museo Ripley, la casa de las curiosidades

Museo Ripley

Hoy en día se hacen museos prácticamente de cualquier cosa. Lo que no existía aún era un centro en el que albergar curiosidades banales. Y no existía hasta que se abrió el Museo Ripley, en el que se pueden encontrar cosas de lo más variopinto. Se trata de una red expositiva mundial, similar a la existente con los Madame Tussauds, que cuentan con locales en más de 30 ciudades, siendo Londres una  de las últimas en abrirse. Lo hizo hace poco más de un año.

Es el único lugar de la capital inglesa en la que encontrarse cosas tales como instrumentos de tortura muy peculiares, un kit del siglo XIX para matar vampiros o reproducciones de animales con determinadas deformaciones que los convierten en únicos. Los más glamourosos no deben dejar de observar un mini cooper recubierto con cristales de Swaroski o el sweater utilizado por Marilyn Monroe durante su última sesión de fotos en las playas de Malibu.

Ante tal variedad de objetos la pregunta clave es de dónde han salido. Pues de la persona que da nombre al museo: Robert Ripley. Se trata del hombre en el que se basaron para crear el personaje cinematográfico de Indiana Jones. Durante 40 años viajó por todo el mundo recopilando objetos extraños e incrementando cada vez más su peculiar colección.

Con esta carta de presentación a nadie le extraña ya que el museo se publicite como «el lugar más extraño de Londres». Y es que el calificativo de peculiar se puede aplicar a casi todo lo que tiene que ver con el museo, comenzando por su horario (abre de 10 de la mañana a 12 de la noche) y la propia ubicación del centro.

El Museo Ripley se encuentra en un edificio de cinco plantas en el corazón de Picadilly Circus. Desde fuera llama poderosamente la atención pero lo que menos piensa uno al verlo es que sea un centro expositivo, sino más bien un gran salón de juegos. Y es que lo primero que llama la atención de este espacio es el gran colorido y las grotescas figuras que pueden verse desde el exterior. Todo ello animado por una estridente música que hace que el visitante, aunque sea por mera curiosidad, se anime a echar un vistazo al interior.

Si vais a vistar Londres y os apetece entrar a conocer las curiosidades de Ripley lo mejor será que adquiráis las entradas con antelación, ya que si lo hacéis vía internet, obtendreís un descuento del 10%, por lo que la entrada de adulto no llega a las 30 libras.

Foto Vía Flickr

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top