Kensington Park, refugio real

Kensington Park

Londres es una ciudad que destaca, entre otras muchas cosas, por la gran cantidad de zonas verdes que cohabitan en su interior. Entre todas ellas la más conocida es Hyde Park, aunque no es la única. Victoria Park, Finsbury Park o Green Park son algunos de los pulmones verdes de la capital de Inglaterra. Sin embargo por importancia podría decirse que el que sucede a Hyde Park es Kensington Park. Se da la circunstancia de que, ambos parques, están prácticamente unidos y la gente pasa de uno a otro cruzando una pequeña carretera.

Kensington Park cuenta, además, con una peculiaridad que lo diferencia del resto de zonas verdes londinenses. En el interior de sus jardines se encuentra el palacio de mismo nombre que el parque y en el que vivió Lady Di desde que se casara con el Príncipe de Gales, en 1981, y hasta el final de sus días. Por ello es en el centro del parque se construyó un pequeño monolito en homenaje a la princesa tras su trágica muerte en 1997.

Al margen de la belleza arquitectónica de la fachada del palacio de Lady Di tras su muerte la que había sido su vivienda se convirtió también en una especie de homenaje a su vida. No se puede entrar en todas las habitaciones, pero sí en algunas dependencias en las que poder apreciar algunos de sus vestidos de ceremonia, rodeados de las fotografías que le realizara en vida el archiconocido Mario Testino. Recientemente se ha aprobado, además, un ambicioso proyecto de remodelación del palacio en la que se invertirán 12 millones de libras y estará listo dentro de tres años, por lo que es de esperar que en los próximos meses las obras dificulten el acceso al edificio.

A pesar de que todo el mundo conoce Kensington Park porque allí vivió Lady Di no fue la única princesa que lo hizo. Siglos atrás fue Victoria, una de las monarcas más queridas por el pueblo británico, quien pasó su infancia en este mismo edificio. A día de hoy se conserva aún una gran escultura de la reina en los jardines de la entrada. De entonces surgue la Royal Ceremonial Dress Collection, una exposición con trajes del siglo XVIII.

Al margen de la historia que rodea al palacio de Kensington sus jardines son frecuentados a diario por numerosos londinenses, puede que incluso más que  Hyde Park, mucho más turístico. Las sendas peatonales habilitadas en el parque son utilizadas a diario por muchos para pasear o correr. Mención especial merecen los jardines, cuidados con total esmero por el amplio servicio de jardinería destinado al mantenimiento de Kensington Par.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top