La Historia Natural, visita obligada en Oxford

Museo Ciencias Naturales Oxford

Oxford es una ciudad que rebosa sabiduría por sus cuatro costados. Se trata de una de las localidades universitarias más importantes del mundo, pero el conocimiento no se concentra únicamente en las facultades, cuyo acceso está prohibido a los visitantes. En en entorno del recinto universitario, que ocupa buena parte del casco antiguo de la ciudad, existen varios museos que abren sus puertas al visitante. Uno de los más interesantes es el Museo de la Historia Natural que, como todos los museos británicos públicos, es totalmente gratuito.

Si disfrutáis de pocos díaso aprovecháis a hacer una excursión a la ciudad porque estáis alojados en otra localidad cercana no es plan de que os paséis el día metidos en el museo, es mucho más recomendable callejear por sus calles, una auténtica delicia. Aún así, el hecho de no tener que pagar entrada bien merece que le hagamos una visita. El museo llama la atención ya por fuera, por si impresionante fachada, ubicada en el cruce de las calles Parks Road off  y Broad Street.

La bella arquitectura exterior da lugar a un interior más espectacular aún, compuesto de grandes y elevados arcos de hierro que culiman en cristaleras que invaden de luz todas las estancias y realzan los elementos que en ellas se encuentran aunque, el algunos casos no es ni necesario. Es lo que ocurre con las grandes reproducciones de esqueletos de dinosaurios, elefantes o cocodrilos que se pueden ver y tocar. Para que la gente conozca en mayor profundidad a estos animales en el museo dejan que los manoseen e, incluso, se suban a ellos para hacerse fotos y conocer mejor su anatomía. Pero también hay auténticos fósiles y restos bilógicos que permanecen protegidos tras una vitrina, ya que se trata de piezas originales.

Museo Ciencias Naturales Oxford

Esto permite que los niños, y también los mayores, conozcan de primera mano como son algunos animales. Y es que los responsables del museo organizan a diario actividades con los más pequeños en los que a través de juegos y actividades divertidas descubren por qué desaparecieron los dinosaurios, cuales son los orígenes de muchos peces o las razones por las que la teoría de las especies hizo tan sumamente famoso a Charles Darwin.

La ciudad es un destino perfecto para realizar una excursión con niños. Y es que los pequeños son los mayores usuarios del Museo de la Historia Natural, ya que durante el curso escolar acoge a numerosas visitas guiadas y organiza sesiones especiales, sin tener en cuenta que son muchas las familias de los alrededores de Oxford que regularmente acuden al centro para que sus hijos disfruten aprendiendo.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top