Henley in Arden, el paraiso del estilo Tudor

Henley in Arden

Todo el mundo ha oído hablar de la ciudad de Stratford-upon-Avon, ciudad natal de un tal William Shakespeare… como para no sonar, ¿no?. Por ese motivo, muchos turistas se acercan hasta ella. Sin embargo, diez kilómetros más al norte, la ciudad de Henley in Arden se ve ensombrecida precisamente por la importancia mundial de Stratford. No sabéis lo que os perdéis…

Henley in Arden es una auténtica joya de la arquitectura tudor. Su calle principal, kilómetrica, puede jactarse de tener hasta 150 edificios de gran importancia histórica.

En 1120 la zona de Henley era propiedad de la familia Montfort. De esa época es el castillo que ostentaba Thurstan de Montfort, así como la Iglesia de San Nicolás. En 1220, Henley ya era considerada una ciudad, con su mercadillo medieval. En 1265, la ciudad fue arrasada por las fuerzas leales a la corona inglesa. Sin embargo, fue construida rápidamente, y en apenas 100 años, volvió a convertirse en un nuevo centro comercial.

Con el paso de los siglos, la ciudad ha ido pasando de mano en mano. La monarquía fue propietaria de Henely muchas veces, al igual que los Condes de Warwick. La casa más antigua de la ciudad, la Joseph Hardy House, data de 1345. Sus numerosas y pequeñas habitaciones muestran la rutina diaria del trabajo en aquella época.

Un paseo por la calle principal de esta antigua ciudad nos llevará de un edificio histórico a otro. Algunos están ya un poco mal conservados, pero la sensación de retroceder en el tiempo con ellos es palpable. Blue Bell Inn data de finales del siglo XV, y Three Tuns Inn del siglo XVII. El White Swan Hotel es del siglo XVI.

Las iglesias, como en la mayoría de los pueblos, son los edificios más antiguos que se mantienen en pie. La nave principal de la Iglesia de San Juan Bautista, por ejemplo, se remonta a 1450. De las casas, algunas datan de los siglos XV, XVI y XVII, y las menos del siglo XVIII. En total, cerca de 45 casas en Henley pertenecen al siglo XVII.

Así pues, la ciudad de Henley in Arden, tan cerca de la cuna de Shakespeare, bien merece la pena una excursión. En particular, también deberíais visitar el museo de la John Hardy House, y probar uno de los helados locales en su pintoresco salón de té.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top