La Isla de Wight, un paraíso de vacaciones

Isla de Wight

Playas doradas, bellos paisajes, pueblos pintorescos y edificios históricos. Todo esto y más es lo que nos trae bajo su regazo la Isla de Wight. Ya lo dijeron los propios Beatles en su canción When I’m sixty four, «cada verano vamos a alquilar un chalet a la Isla de Wight».

Esta pequeña isla en forma de diamante está situada a solo 35 kilómetros de las costas de Hampshire. Está llena de verdaderos lugares de interés, y tiene una rica y fascinante historia. Por ella llegaron a luchar romanos, vikingos y normandos, y fue la última parte de Inglaterra que se convirtió al cristianismo. Carlos I fue encarcelado aquí, pero también fue el retiro favorito de la reina Victoria, y muchos otros, ¿Queréis saber porqué?.

Durante doscientos años, la Isla de Wight ha sido un lugar de vacaciones. Sobre todo desde el momento en el que se unió en barco con Inglaterra hasta Ryde, una de las principales playas de la isla. La mayoría de las otras playas son también muy populares, y entre ellas encontramos Saint Helens, Sandown, Shanklin y Ventnor. Playas al este y al sureste de sus costas, al abrigo de los fuertes vientos que soplan aquí.

Algunos de los edificios históricos que se pueden ver aquí son por ejemplo Osborne House, en East Cowes, el retiro favorito de la reina Victoria, una bella mansión de estilo italiano, con jardines y terrazas. También tenemos el Castillo de Carisbrooke, la impresionante fortaleza donde Carlos I fue encarcelado, y donde vivió la Princesa Beatriz, hija de la reina Victoria.

Cowes

Se pueden visitar también las villas romanas de Newport y Brading, dos buenos ejemplos de viviendas de la época romana, que ocuparon la isla, a la que llamaron Vectis, durante 400 años. Muy cerca de la línea de costa se halla la Needles Old Battery, una fortaleza costera que data de 1860.

En el extremo norte de la isla se halla Cowes, uno de los principales centros de vela y turísticos del Reino Unido. La Semana de Cowes en agosto es un espectáculo al que acuden muchos británicos, ya que se trata de la regata más antigua del mundo. El Castillo de Cowes es la sede de la Royal Yacht Squadron, la mayoría de los clubes de élite de vela más importantes del mundo.

Frente a Cowes, en la orilla opuesta del río Medina, está East Cowes, más pequeña. Las dos están unidas por el los ferrys de Cowes Floating Bridge. Durante muchos años, Cowes ha estado asociada a la construcción de barcos, y quizás sea el lugar donde primero se construyeron muchos de los barcos más importantes de la marina inglesa.

Cómo llegar a la Isla de Wight

Hay servicios regulares a la Isla de Wight desde el continente a través de dos operadores, Wigthlink y Red Funnel. Hay ferrys de Lymington a Yarmouth, que tarda 30 minutos, de Porstmouth a Fishbourne, que tarda 40 minutos, de Porstmouth a Ryde, que tarda 18 minutos, y desde Southampton a East Cowes, que tarda 1 hora

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





2 comentarios

  1. julio dice:

    atraves de vosotros estoy conociendo mas este pais maravilloso,estuve hace varios años fui en barco vi lo acantilados dover.hermoso gracias julio

  2. virginia dice:

    Hola!, solo decir que en mi vida me han tratado tan bien en un B&B como en Ventnor (un pueblecito costero muy bonito, con una playa preciosa), en una casita de cuento que se llama St Catherine’s house…La dueña de la casa (Shelley) es un encanto de persona, nos trató genial, no faltó ni un detalle…todo fue absolutamente perfecto y encima económico!!…la habitación increíble, era el cmpleaños de mi pareja y se encargaron de comprar la tarta, las velas, el champán…todo lo que podíamos necesitar estaba ahí…fue maravilloso y por eso necesitaba que la gente lo conociera!!…si vais a Ventnor no dudeis en alojaron allí!!
    Un saludo a todos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top