Wakefield, la mejor lana de Yorkshire

Wakefield

Wakefield fue la capital de la industria de la lana de Yorkshire durante más de 700 años. Ya en el siglo XIII tenía un importante núcleo de tejedores, y esto fue lo que le trajo prosperidad, a diferencia de muchas otras ciudades de Yorkshire, que se industrializaron pero no llegaron a desarrollarse ampliamente. Aún a mediados del XIX, Wakefield era conocida como un importante centro comercial.

La historia de Wakefield es rica y variada, y bien vale la pena visitar el museo de la ciudad, donde se puede aprender todo lo que ha sido este rincón inglés, desde la época romana hasta su patrimonio y la historia social. El museo os dará una sensación real de la calidez y el candor de una de las ciudades más antiguas de Yorkshire.

El horizonte de Wakefield está dominado por la aguja de su catedral del siglo XIV, que con caso 80 metros de altura es la más alta de Yorkshire. La Catedral de Todos los Santos se levanta sobre un espacio verde en el centro de la ciudad, rodeada de las calles antiguas de Kirkgate, Westgate, Northgate y Warrengate. La iglesia se terminó en 1329, y se levantó sobre una antigua iglesia románica. Hay que decir que la aguja fue construida en 1861. En su interior guarda muchos monumentos y tesoros, con capillas que datan de los siglos XIV.

Históricamente el centro histórico de Wakefield se asentaba en una colina, por encima del hermoso Valle de Calder, con el río del mismo nombre en la parte baja. Hoy en día la ciudad está muy cambiada. Las fábricas han ido desapareciendo, y las huelgas de los mineros de 1980 pusieron fin a la próspera minería del carbón. El antiguo barrio de casas victorianas fue derribado, y en su lugar se construyeron nuevos bloques de viviendas, con tiendas y buenas instalaciones.

Catedral de Wakefield

El centro de la ciudad es completamente peatonal. Las calles se bordean con grandes macetones de flores y pequeños árboles, así como un montón de tiendas, sobre todo en High Street. Pugneys Park ofrece un maravilloso lugar para descansar, disfrutando del placer de estar sentado y contemplar los colores y los sonidos de una agradable ciudad.

En Wakefield tampoco echaremos de menos el interés cultural. El Parque de Esculturas de Yorkshire posiblemente aloje una de las mejores colecciones europeas de esculturas al aire libre. Además, tenemos que visitar el Castillo de Sandal, que fue la fortaleza del norte del Duque de York, la Galería de Arte en el centro de la ciudad, y el impresionante Museo Nacional de la Minería del Carbón.

También hay varios cines y teatros, un montón de bares, especialmente en la Westgate, donde os aconsejamos Westgate Run.

Además, desde Wakefield es muy fácil acceder a otras grandes ciudades como Leeds, Bradford, o la ciudad romana de York.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top