Lostwithiel, la leyenda de Cornualles

Lostwithiel

La pequeña ciudad de Lostwithiel fue durante el siglo XIII la capital del condado de Cornualles y un animado centro comercial. Se asienta sobre el río Fowey, en el corazón de su valle. Fue fundada por los normandos, quienes pensaron que sería un lugar ideal para exportar el estaño de sus minas. Hace 800 años el río era lo suficientemente amplio para el paso de los barcos que transportaban el estaño a los puertos extranjeros.

El crecimiento del comercio del estaño hizo crecer la reputación y la popularidad de Lostwithiel, convirtiéndose en el puerto más activo de su tramo de costa. El comercio continuó hasta el siglo XVI, cuando la navegación ya no pudo continuar por el río. Aún hoy se pueden ver los restos de los antiguos muelles.

Algunos muy bellos edificios siguen siendo el legado de esta ciudad. Y eso que la ciudad sufrió mucho daño durante la Guerra Civil inglesa, sobre todo cuando fue ocupada por los parlamentarios. Las tropas afines a la corona la asediaron durante el verano de 1644, expulsando a los parlamentarios, no sin antes causar mucho daño a la ciudad. Rápidamente los Condes de Cornualles se encargaron de la reconstrucción de Lostwithiel.

El hermoso puente medieval se extiende aún sobre el río Fowey, y la Iglesia parroquial de San Bartolomé, construida en el siglo XIII, mantiene su estructura original, con la aguja que se le añadió un siglo más tarde. Hay muchos otros grandes edificios, como por ejemplo la Grammar School de Quenns Street, que data del siglo XVIII, uno de los mejores de su época. Interesante también es la Duchy House, del siglo XIV, así como los ejemplos de la arquitectura georgiana de Fore Street.

El Museo de Lostwithiel está ubicado en el antiguo Corn Exchange. Aquí conoceremos un poco de la vida de esta ciudad, a partir de sus piezas encontradas en los dos últimos siglos. Muy cerca del Museo se halla la hermosa propiedad de Lanhydrock House, que pertenece a los tesoros nacionales ingleses. Esta casa refleja el estilo de vida de la aristocracia victoriana y biene merece una visita. Permanece cerrada desde el 31 de octubre al 31 de marzo.

Al no encontrarse lejos de la costa, Lostwithiel nos presenta un paisaje impresionante, con unos pueblos cercanos muy bonitos, como por ejemplo Lerryn, Saint Winnow, Miltown y Lanreath. Todos ellos merecen una visita. Esta zona está llena de antiguos mitos y leyendas, y en cualquier taberna antigua seguro que os pueden dar cuenta de algunos de ellos. Todo para que vuestra estancia aquí se convierta en apasionante.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top