London Eye, los paisajes de Londres

London Eye

Muchas atracciones que en un principio son pensadas como algo temporal nunca se desmantelan y con el tiempo se convierten sino en símbolos en visitas obligadas de la ciudad en dónde fueron construidas. Así pasó con la Torre Eiffel y así sucedió también con el London Eye, esa rueda gigante que mira la ciudad de Londres desde varios metros de altura.

Esta rueda fue construida en el año 2000 por la compañía British Airways como parte de los actos conmemorativos del cambio de siglo. Pensada como algo temporal terminó quedándose en su sitio y convirtiéndose en uno de los sitios mas visitados por los turistas y una de las construcciones típicas de la línea del horizonte de la ciudad.

La London Eye tiene 32 cabinas con capacidad para 25 personas cada una. Tienen un piso, pero paredes y techos son de vidrio repartido. Dentro no se puede ni comer ni beber y la vuelta, que nunca se detiene del todo ya que los pasajeros suben y bajan mientras la noria gira muy pero muy despacio, dura entre 30 o 45 minutos.

El proceso es bastante rápido, baja un grupo sube otro, pero es muy ordenado y no hay problemas. Las cabinas miden 4 metros de diámetro y en el centro tienen un banco para que se sienten más o menos 8 personas, el resto permanece de pie pero, bueno, realmente la impresionante vista es lo que andan buscando.

Desde la London Eye

Tampoco hay que pensar en la temperatura porque en verano hay aire acondicionado y en invierno calefacción. Lo cierto es que aunque se sufra de vértigo, bien vale la pena subir a esta noria Las vistas son estupendas y se toma una buena cantidad de fotos de la bella y antigua ciudad de Londres desde distintos puntos de altura.

Cada una permite ver distintos edificios: el Big Ben, la Catedral de San Pablo, el puente de Waterloo, el Royal Festival Hall, el puente de Westminster, el palacio de Buckingham y el Parlamento, entre otros.

Algunos datos:

  • Hay varios tipos de entrada y distintas cabinas.
  • El viaje estándar dura 30-45 minutos, pero en distintos horarios el turista puede, pagando algo más, viajar en la Cabina Champagne, o en la Cabina de Cupido (privada, con champagne y en San Valentín con una rosa roja).
  • Si viaja con niños se puede pagar por el recorrido Cabina Fiesta de los Niños donde se les entrega a cada uno un sombrero, un mini menú, regalos y refrescos.

– Evita colas reservando online en VisitBritain en: Tickets para la London Eye

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top