El Castillo de Newark, ruinas que se reflejan

Castillo de Newark

Las románticas ruinas de este castillo, una vez gloriosas, quedaron muy deterioradas a raíz de la devastación que sufrió durante la Guerra Civil inglesa, cuando los habitantes recibieron la orden de destruirlo. Se halla en la ciudad de Newark, en el condado de Nottinghamshire. Hoy en día, sus ruinas ubicadas sobre el río Trent, hacen de él uno de los hitos turísticos de la ciudad.

La belleza de los muros del Castillo de Newark se refleja en las aguas del Trent. La fortaleza fue construida por Alejandro el Magnífico, obispo de Lincoln, quien también fue señor de Newark en el siglo XII. Alejandro construyó el castillo a gran escala, con una impresionante puerta y un interior suntuoso. A la llegada accederemos por un gran conjunto de puertas, con un patio muy grande, y dos edificios independientes, la capilla y las cocinas. Es impresionante contemplar en una esquina la alta posición de la iglesia.

Muchos de los muros que se conservan en la actualidad son los originales del siglo XII, mientras que otros pertenecen a la remodelación que sufrió el castillo en el siglo XIV. Entre estas remodelaciones son la mayoría de las ventanas de la fortaleza, así como las torres y chimeneas.

En el momento de esta reforma, el Castillo pasó a manos de la Corona. Fue arrendado por el Señor de Rutland, y tras su muerte, pasó a manos de su yerno, Lord Burghley, que llevó a cabo nuevas mejoras. En 1603 el rey Jaime I fue uno de los últimos moradores de la fortaleza, ya que, en 1646, durante la Guerra Civil, los habitantes de Newark lo saquearon.

Curiosamente, el edificio quedó en manos de la Corona hasta el siglo XIX, cuando en 1845 se convirtió en uno de los primeros castillos reparados por el Gobierno inglés. A partir de 1847 logró de nuevo abrirse al público como una gloriosa ruina romántica. Es por eso que este castillo se ha convertido en el punto turístico más importante de esta ciudad ribereña.

A su vez es un lugar en el que se desarrollan interesantes conciertos musicales y es donde se representan la mayoría de los actos históricos de Newark.

Print Friendly, PDF & Email





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top