Castillo de Tonbridge, un día relajado en familia

El Castillo de Tonbridge

En la ciudad de Tonbridge, en el hermoso e histórico condado de Kent, se levanta el Castillo de Tonbridge. Un incendio en el 1088 destruyó el primer castillo que había aquí, y el recuerdo de aquel lo tenemos en el evocador de hoy, que fue considerado una de las fortalezas más bellas de todo el condado.

Desgraciadamente poco sobrevive ya de sus muros, aunque sí podemos contemplar la espléndida Gatehouse construida en el siglo XIII, la cual se mantiene extraordinariamente intacta y sirve como recordatorio de los 900 años de historia que han pasado ya por aquí, dejando el recuerdo de innumerables reyes, reinas y arzobispos que albergaron sus muros.

El castillo fue construido en el siglo XI, reforzándose en el XIII cuando se le añadió la Gatehouse. Según cuentan, este fue uno de los lugares de esparcimiento y recreo del rey Eduardo I. Sin ir más lejos, esta fortaleza sirvió de inspiración para que el propio monarca se construyera su castillo en Caerphilly.

La tranquila ubicación del castillo junto al río Medway desmiente completamente la turbulenta historia de la fortaleza. Grandes batallas se libraron en él, participando activamente en los sitios de Normandía o la Batalla de Bannockburn. En la Edad Media el castillo pasó a manos de la familia de los Stafford, convirtiéndose en lugar de paso para las visitas de los reyes a esta distinguida familia.

Entre los disturbios políticos, el propio Henry Stafford fue ejecutado por el rey Ricardo III, y su hijo entregado al monarca Enrique VIII. Así que, como veis, nada hace presagiar que la mansedumbre y la calma del paisaje que nos rodea guarda en su corazón una historia tan sangrienta.

Al término de la Guerra Civil inglesa, el castillo empezó a perder valor. Sus propietarios construyeron una espectacular mansión georgiana junto a las paredes de la Gatehouse. Hoy en día el castillo es propiedad del ayuntamiento de Tonbridge y se ha trabajado mucho para poderlo restaurar y ofrecerlo hoy como uno de los reclamos turísticos más importantes de la población.

Y es que el castillo se encuentra en unos hermosos parajes. La fortaleza se halla abierta durante todo el año, y no hay que pagar entrada para acceder a él. Sus exposiciones ofrecen un magnífico retrato de la época que vivió más intensamente, y una película nos ofrece la historia más turbulenta del castillo. Este recinto es ideal para pasar un día en familia

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





1 comentario

  1. bertha olivia valencia dice:

    es un lugar super super bonito algun dia me gustaria ir solo que es un poco dificil porque vivo muy lejos lastima seria maravilloso me encanta ese pais es lindisimo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top