Glastonbury Tor, el espíritu de la belleza

Glastonbury Tor

Una espectacular vista rompe el horizonte. Muchos dicen que este rincón puede ser el lugar de descanso del Santo Grial o simplemente el hogar de muchos y variados acontecimientos históricos y míticos. Lo que está claro es que la espiritualidad, el misticismo y la belleza que nos envuelven es abrumadoramente sobrecogedora.

Inglaterra, Irlanda y Escocia están llenas de lugares históricos y mitológicos de gran importancia. Uno del que muchos han oído hablar es Glastonbury Tor. Algunos os preguntaréis, ¿qué significa la palabra Tor?. Tor es el nombre que los celtas daban al cono que forman las colinas en el horizonte. Así que Glastonbury Tor podría definirse como la colina de Glastonbury.

Esta colina se encuentra en la región de Somerset, rodeado de las tierras que con frecuencia solían ser inundadas por el río Brue en los tiempos antiguos. Estas inundaciones provocaron que en muchas ocasiones la colina apareciera como una isla, y así se refleja en muchos de los mapas celtas.

La cima de la colina es el hogar de las ruinas de la antigua Iglesia de San Miguel, aunque también hubo en este lugar una fortaleza del siglo V. De hecho, también se han encontrado herramientas de la época neolítica. Diversas reliquias de la Edad Media se han encontrado en Tor y en los alrededores.

Vista de Glastonbury Tor

La iglesia de Tor no debe confundirse con la cercana Abadía de Glastonbury, que no se encuentra en la colina. Sin embargo, es ya de por sí de gran importancia histórica, ya que según cuenta la leyenda fue fundada por José de Arimatea después de la crucifixión de Cristo. Y es en la Abadía de Glastonbury donde se escondió el Santo Grial.

En los costados de la colina hay unas especies de terrazas talladas en pico que no han sido aún del todo explicadas por los historiadores, añadiéndole aún más misterio a la zona. A pesar de que podrían haber sido realizados para la agricultura, la posición y forma de las crestas no coinciden con los estilos conocidos de la época. Podrían ser incluso restos de un antiguo laberinto, posiblemente excavado con propósitos espirituales.

A pesar de que la leyenda del Santo Grial ya ofrece vínculos entre Tor y el rey Arturo, se han encontrado otros restos arqueológicos que tal vez proporcionen una relación más concreta. A comienzos del siglo XII, fueron descubiertas cerca de la colina las tumbas del rey Arturo y su esposa. La autenticidad de los restos ha sido a menudo cuestionada, aunque el descubrimiento hizo revivir el interés en la mítica y legendaria figura del rey Arturo. Y es que Gastonbury Tor pudo haber sido aquella Isla de Avalon que narran las leyendas.

Una característica mística de Glastonbury Tor es que parece que se encuentra en un gran cruce de fuerzas magnéticas que atraviesan el planeta. También ha habido muchos relatos e historias sobre luces extrañas en torno a la colina y en todo Glastonbury.

Lo que sí es seguro es que Glastonbury Tor es un lugar mágico. Sólo estar allí ya supone un leve escalofrío, una emoción intensa que nos sobrecoge. El espíritu de la belleza vive allí. No os quedéis sin sentirlo.

Print Friendly, PDF & Email





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top