Lugares secretos por descubrir en Londres

Big Ben

Todo el mundo cuando va a Londres lo tiene claro: el Big Ben, el Palacio de Bukingham, un crucero por el Támesis, el West End… No seremos nosotros quienes os quitemos la idea de visitarlas, al contrario. Estamos aquí para recomendarlas, sin ir más lejos. Pero también para descubriros otros lugares que os resultarán cuanto menos curiosos y que os mostrarán una especie de otra Londres. ¿Quién se resiste a no conocerlos?.

– London Wetland Centre –

Es una de las mejores zonas urbanas de Europa en donde poder avistar aves de todo tipo. Un corto viaje en metro desde Central London nos llevará a conocer una amplia variedad de vida silvestre. Este Centro se extiende más allá de 106 hectáreas con lagos, estanques y pequeñas charcas que cada año son visitadas por miles de aves.

Los paseos suelen ser de unos tres kilómetros y medio, que nos llevarán a contemplar preciosos humedales en donde viven muchas especies de animales acuáticos. Hay un centro interactivo de observación, muy agradable y emocionante para los niños y una cafetería a orillas del lago. Los caminos están perfectamente acondicionados para personas con movilidad reducida. Para llegar hasta aquí podéis tomar el metro hasta Hammersmith, y allí tomar el autobús 283.

En 1839 los cementerios de Londres presentaban una situación preocupante. Los que había no eran capaces de hacer frente al rápido crecimiento de la población. De los siete grandes cementerios que se construyeron en la ciudad, el más admirado por su belleza es el de Highgate, uno de los más populares de toda Inglaterra. Hay caminos serpenteantes entre las fosas, destacando impresionantes muestras de arte victoriano y estatuas.

El cementerio se divide en dos partes, la occidental y la oriental. El original cementerio de Highgate corresponde con la parte occidental. La mitad oriental fue añadida en 1854, y en ella la tumba más visitada es la del filósofo Karl Marx, coronada por un enorme busto del pensador. Ambos cementerios merecen la pena ser visitados. Ahora bien, para  visitar la zona oriental no hay que pagar entrada, sí para hacerlo con la parte occidental.

Cementerio de Highgate

Para llegar hasta aquí lo mejor es tomar el metro hasta Northern Line (no hacer caso a la señalización de Highgate Station) y dar un paseo de 10 minutos hasta el cementerio a través del Waterlow Park.

– Prince Henry’s Room –

Esta mansión se se sitúa en el número 17 de la Fleet Street, es uno de los lugares que logró sobrevivir al gran incendio de Londres de 1666. La arquitectura que nos presenta es fascinante. Admirar sobre todo los techos, uno de los mejores de Londres. La casa alberga la dramática historia del incendio de la ciudad.

Prince Henry's Room

La estación de metro más cercana para llegar hasta aquí es la de Temple.

– Kenwood House –

Está situada en la esquina noroeste de Hampstead Heath. Esta elegante casa fue restaurada y remodelada en 1760 por el arquitecto Robert Adam. Muestra una preciosa casa con suntuosos jardines, un lugar perfecto para un pic-nic al aire libre, sobre todo en verano. En esta época hay conciertos al aire libre, y tiene dos restaurantes, uno de ellos con una magnífica terraza.

Uno de los detalles más interesantes de la Kenwood House es su colección de pinturas. Hay obras de Rembrandt, Vermeer, Turner y muchos más. Lo mejor de todo es que podemos entrar de forma gratuita.

Kenwood House

Esta casa se encuentra en Hampstead Lane, y podemos llegar hasta aquí a través de la estación de metro de Hampstead y luego tomando un autobús.

Como veis, Londres tiene otros muchos lugares interesantes. Más conocidos, claro, pero para eso estamos nosotros aquí, para descubrirlos en secreto, y mostrarlos a vosotros. No os guardéis la intriga…

Sigue leyendo en:

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top