Newark medieval, buena opción para el turista

Localizada a orillas del río Trent, y con el río Devon corriendo también a través de la ciudad, Newark se fundó y creció originalmente en los alrededores del Castillo de Newark, ahora en ruinas, y un gran mercado, ahora rodeado de edificios históricos.

Pero Newark es famoso sobre todo por ser un paraíso para los coleccionistas de antigüedades. Allí el turista podrá encontrar gran cantidad de anticuarios que viven y trabajan en la ciudad. Si uno está interesado en la caza de verdaderas antigüedades, será para él cita obligada el asistir a la Feria de Antigüedades Internacional de Newark, la cual tiene lugar seis veces al año. Allí se encontrarán más de 4.000 puestos dispuestos a vender de todo, desde mapas hasta cerámica.

Un gran acontecimiento, desde luego, tanto si uno es coleccionista como si no.

Por otra parte, la ciudad está dominada por la Iglesia de María Magdalena y el Castillo de Newark, ahora en ruinas como ya comentamos antes.

Pero también es un excelente lugar para pasear por sus numerosas calles peatonales y disfrutar de un ambiente de época. La zona del castillo está bastante bien cuidada y en la actualidad sirve como lugar de paseo y recreo. Este castillo fue mandado construir por el obispo Alexander de Lincoln en 1123, y el puente al mismo tiempo, bajo el mandato del Rey Enrique I.

Eso si, fue durante el reinado de Enrique II cuando el mercado gozó de mayor apogeo.

También vale la pena visitar en esta ciudad los alrededores del Jardín Japonés y del Centro de Meditación. Diseñados por un monje budista llamado Maitreya, ofrecen no sólo un santuario relajante lejos del estrés de la vida diaria, sino también la posibilidad de tomar parte en la ceremonia japonesa del té.

Pero aún hay más… Otras atracciones para el turista en Newark son sus museos, como el de objetos antiguos de la vida cotidiana, el museo de aire y el museo cívico, abierto recientemente en el ayuntamiento, donde tienen una sala por completo dedicada al S. XVIII y donde organizan actividades para niños y familias.

Así pues, como puedes ver, Newark es un destino alternativo estupendo para conocer en profundidad la cultura inglesa de ayer y de hoy.

Print Friendly, PDF & Email





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top