La Bahía de Robin Hood en Yorkshire

Bahia de Robin Hood

Probablemente Robin Hood nunca visitó esta parte de Yorkshire, pero Robin Hood’s Bay es un pintoresco pueblo de pescadores al norte de Yorkshire, entre Whitby y Scarborough. Su estrecha calle principal desciende vertiginosamente hasta el mar y se ve rodeada de pequeñas casas y tiendas, con estrechos callejones y escaleras sinuosas.

En tiempos antiguos, cuando el contrabando era moneda corriente en esta parte del mundo, la cercanía de las casas, con sus áticos y bodegas, sus túneles y sus puertas secretas, hicieron del contrabando de mercancías uno de los mayores oficios de Robin Hood’s Bay. Este pequeño pueblo se convirtió así en el rincón más famoso del contrabando inglés. Y es que su ubicación es propicia para ello, aislada entre la propia bahía y Ravenscar, al sur de la punta. Desde aquí era prácticamente imposible ser vistos desde el mar, incluso en algunos puntos, desde tierra firme.

Aunque las pintorescas casas de este pueblo han conservado ese carácter antiguo, muchas de ellas se han modernizado para poder ser alquiladas por los turistas. La bahía tiene una preciosa playa de arena blanca y, con la marea baja, es posible avistar incluso pequeñas focas grises. En el pueblo podemos visitar la antigua capilla de Wesleyan, restaurada hoy como un Centro de Exposiciones, donde podremos encontrar todo lo relacionado con el contrabando y sus historias y leyendas.

La calle principal de Robin Hood's Bay

Sólo un kilómetro y medio al sur del pueblo se pueden encontrar algunos cementerios de la edad del bronce, así como disfrutar de un pequeño paseo a lo largo de los acantilados de Ravenscar, donde hay un hotel construido en el mismo emplazamiento del faro. Desde allí tendremos las mejores vistas de la bahía.

Ravenscar es el punto de partida para iniciar la ruta Lyke Wake Walk, que discurre a través de bellísimos paisajes hasta Osmotherley. Si deseáis explorar un poco más la zona, podéis hacerlo hasta Whitby, a sólo 10 kilómetros de Robin Hood’s Bay. En Whitby podemos visitar el Museo del Capitán Cook, que vivió aquí durante un tiempo. También este pueblo tiene el orgullo de haber acogido algunos episodios de la novela de Bram Stoker Drácula, donde podemos seguir algunos de los caminos que recorrió el siniestro protagonista.

Lo curioso es que la relación de este pueblo con Robin Hood es un misterio. Según los habitantes de la ciudad, este lugar era donde pasaba el antiguo héroe sus vacaciones de verano, pero no hay absolutamente nada que confirme esto. Una cosa sí es cierta, si Robin Hood hubiese pasado aquí parte de su tiempo, seguro que hubiera recorrido con sumo gusto el laberinto de callejuelas y callejones que componen Robin Hood’s Bay.

Lee más sobre:

Qué ver en la costa de Yorkshire

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , ,





1 comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top