Las diez rutas para senderismo más interesantes

Castillo de Bamburgh

Desde la sombría costa del Mar del Norte hasta las rodaduras de South Downs, Inglaterra ofrece una diversidad increíble de paisajes. Estos paisajes son los más apreciados para realizar una ruta senderística. Os presentamos, a nuestro juicio, diez de las mejores rutas que podéis hacer, casi todas ellas señalizadas. No os perdáis ninguna.

1.- La primera de ellas va desde la Isla Santa al Castillo de Bamburgh. Consta de 30 kilómetros y es uno de los mejores paseos que podemos hacer por la costa de Northumbria. La ruta comienza en Lindisfarne Priory, caminando a través de la calzada de la isla durante la marea baja, antes de llegar al Castillo de Bamburgh, desde el que tendremos una vista espectacular.

2.- Un suave paseo costero nos lleva desde la playa de Holkham a Wells-next-the sea, en Norfolk. Las dunas de arena, los pinos y la hierba crecen en la frontera de la playa. Las salinas misteriosas se abren como pequeños acantilados antes del mar. En apenas tres kilómetros y medio llegamos a Wells, una pequeña ciudad con un puerto de ensueño.

3.- Caminamos ahora en pos de las huellas prehistóricas de Ridgeway, en Oxfordshire. Allí tendremos una maravillosa vista del bosque que nos rodea. Desde el enorme terraplén del Castillo de Uffington y su famoso caballo dibujado en la hierba, hacemos un recorrido neolítico conocido como la Wailand Smithy.

La ruta de las Siete Hermanas

4.- Un camino por South Downs nos lleva desde Eastbourne en Sussex, a través de la cima conocida como las Siete Hermanas, unos altos acantilados de tiza frente al canal inglés. El paseo termina en el interior, con una fabulosa vista de los meandros en forma de serpiente del río Cuckmere y su amplio valle.

5.- Striding Edge es uno de los paseos más impactantes de Gran Bretaña. Se trata de un estrecho camino muy cerca de la cresta de tierra que conduce a Red Tarn, en la cumbre de Hellvellyn, en el Lake District. Es un camino a través de la montaña. Las gotas que bajan de ella la hacen aún más emocionante. Para los menos aventureros hay un camino alternativo que discurre por debajo de la cresta.

6.- Caminamos ahora por Malvern Hills, desde donde tendremos a la vista, al otro lado, País de Gales, y a nuestra derecha el valle de Severn. El camino no está debidamente señalizado, aunque no es tan complicado de realizar ya que sólo hay que seguir el camino hacia el norte.

7.- High Cup Nick es la más impresionante cima que tenemos en Pennine Way. Iniciamos la ruta en Cauldron Snout en el aparcamiento. La subida la continuamos al lado de una cascada, y luego seguimos por un sombrío sendero de páramos. El valle forma una espectacular V, con elevadas cimas de basalto, en el interior del Lake District.

Glastonbury Tor

8.- Glastonbury es uno de los lugares más místicos de Inglaterra, con sus recuerdos del rey Arturo. Iniciamos la ruta en Chalice Well y de allí tomanos el camino hasta la cima de Glastonbury Tor y su torre medieval. En su día, Tor fue una isla pantanosa entre los lagos de Somerset. Desde allí, en un día claro, podemos admirar buena parte de la costa inglesa.

9.- Pen-y-Ghent es lo más cercano que podemos tener a una verdadera escalada. El camino sube hasta la parte más empinada de la colina. Pero nuestra recompensa viene en la parte superior, con una pendiente suave que lleva hasta Hunt Pot, un enorme agujero que se extiende 200 metros por un río subterráneo. Si el día nos acompaña, podemos tomar el camino de Pennine desde Malham Cove, un espectacular peñasco de piedra caliza.

10.- Por último, una ruta de tres kilómetros y medio a través de Spurn Head, una península que bordea el Mar del Norte en el estuario del Humber. Algunos tramos sólo tienen tres metros de ancho, con el mar a ambos lados, un frágil baluarte contra el viento y la marea.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top