Albert Dock, el vibrante puerto de Liverpool

Albert Dock

En 1207 el rey Juan concedió a Liverpool la posibilidad de agrandar su puerto, aunque en aquella época la ciudad fuera un pequeño pueblo de pescadores con una población escasa. Así comenzó la historia de lo que llegó a convertirse en un gran puerto con buques a vapor que se dirigían a las indias occidentales a finales del siglo XVII y principios del XVIII.

Tras la invención del vapor en 1840, el puerto de Liverpool prosperó sobremanera. Los buques mercantes de todos los puertos del mundo se dirigían a los astilleros de la ciudad para ser reparados. En el siglo XVIII, muchos emigrantes de Australia, Canadá y América llegaron hasta aquí, así como los irlandeses que buscaron refugio en Inglaterra huyendo de la hambruna de principios del XIX. Estos y otros inmigrantes hicieron de Liverpool la ciudad más multicultural de la época, que aún hoy conserva esta mezcla divergente de culturas

Cuando Albert Dock abrió en 1846 ofreció uno de los almacenes más modernos del momento. Hoy en día, estos antiguos lugares se han transformado para ofrecer otras encantadoras alternativas turísticas, como tiendas, galerías, museos, bares y hoteles de lujo. Albert Dock es hoy un rincón de ocio y diversión.

En este emocionante paseo marítimo, justo al lado de uno de los edificios más aclamados de la ciudad, el Liver Building, podemos encontrar todo lo que deseamos. Albert Dock es el rincón de la Tate Liverpool, con sus maravillosas exposiciones de arte moderno, o el Museo Marítimo de Merseyside.

Cavern Club

En nuestro paseo siempre oiremos un zumbido en el aire. Y es que cabe la posibilidad de hacer un recorrido por el aire con vistas al famoso Mersey y a la costa de Birkenhead. Después de este paseo, ¿porqué no acercarnos a visitar el Museo de los Beatles, donde podemos vivir cerca de los cuatro músicos más grandes de la ciudad y quizás del mundo?. También podemos visitar Cavern Club, el lugar donde comenzaron a tocar por primera vez.

Para aquellos a los que os interese el deporte, el Museo de la Vida Deportiva se centra especialmente en las carreras de caballos, tan peculiares y genuinas en suelo inglés. Allí conoceremos la historia de Aintree, donde se celebra el Grand National, o bien visitaremos la historia del club de fútbol del Liverpool, desde sus comienzos hasta la actualidad.

Después de todo esto, lo mejor es sentarnos en alguno de los bares que se asoman a la orilla de Mersey, con un buen vaso de vino. Y es que el puerto de Albert Dock acoge muchos eventos durante todo el año. Las noches más animadas suelen ser las de noviembre, cuando el cielo de Mersey se viste de luces de colores y música para acoger el festival Guy Fawkes, con impresionantes fuegos artificiales.

Así pues, no convirtáis vuestra visita a Liverpool en acercaros solamente a conocer los Beatles y el fútbol. Aquí hay mucho más, empezando por Albert Dock.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top