Támesis, testigo mudo de la historia de Inglaterra

Támesis

Los eventos sociales y artísticos de Londres, los momentos históricos y más estelares, en su inmensa mayoría, por no decir todos, se han desarrollado cerca del Támesis. Algunos historiadores ingleses lo han llegado a denominar «líquido histórico». Desde tiempos inmemoriales ha recorrido el corazón de Inglaterra y ha sido testigo mudo de numerosos espectáculos y eventos. Hoy en día sigue siendo un misterio el que, tras tantos años contemplando la historia de Inglaterra, siga mostrando su rostro tranquilo y sereno.

Este épico río nace oficialmente en Gloucestershire y desemboca en el Mar del Norte. La historia del Támesis puede remontarse hasta los 30 millones de años, cuando Inglaterra carecía de la identidad de ser una isla. Era entonces sólo un pequeño afluente del Rhin.

Cerca de 10.000 años atrás, cuando la tierra aún estaba bajo la influencia de la edad de hielo, el Támesis tomó un desvío y se abrió camino a través de la Chilten Hills. En ese momento se convirtió en un río turbulento que fluía a través de Inglaterra, pero que se calmó con el paso del tiempo.

El río ha contemplado toda la historia de Inglaterra. El valle del Támesis vio el repentino crecimiento del comercio con los puertos de la Edad del Bronce. Durante décadas fue utilizado principalmente para el comercio y los negocios. Los romanos fueron los primeros en darse cuenta del considerable potencial comercial de este río. Así pues, Londres pronto se convirtió en el crisol de las culturas y el arte.

En la ciudad existen unos 214 puentes sobre el río, incluyendo el famoso Puente de Londres, además de 17 túneles. Además de facilitar el transporte, los negocios y el comercio, este río inolvidable ha servido para darle una tremenda importancia cultural a la ciudad.

Lo mejor que podéis hacer para llevaros toda la esencia de este río es recorrerlo en alguno de sus cruceros. Un crucero sobre el Támesis es flotar sobre millones de años. Imaginar una noche romántica, con una cena a bordo de uno de esos cruceros, y a continuación, un poco de fiesta, baile, etc… Otra de las actividades que más suelen hacer los que visitan Londres es sentarse a orillas del río a tomar un aperitivo.

El Támesis es un punto culminante en la historia, la aventura y la naturaleza inglesa. Durante siglos, el río se ha convertido como una de las mayores atracciones de muchos turistas que llegan a Londres. La propia tranquilidad de sus aguas será uno de los mejores recuerdos de vuestra estancia aquí.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top