Jugar al golf en Inglaterra

Royal Liverpool

Si sois amantes del golf y planeáis unas vacaciones por Europa, ¿os habéis planteado alguna vez la posibilidad de jugar a este deporte en alguno de los campos más renombrados de Inglaterra, y quizás de toda Europa?. Para más comodidad, por alguna razón, los campos de golf ingleses se encuentran en dos lugares específicos del país. Uno de ellos es la región noroeste del país, entre Liverpool y Blackpool, mientras que el otro está al sur del condado de Kent, un poco más abajo de Londres.

La costa noroeste de Inglaterra está bordeada por Gales, hacia el sur, y Escocia hacia el norte. Aquí encontraréis tres de los mejores campos de golf de toda Inglaterra. La zona es fácilmente accesible por avión, ya que está cerca de los aeropuertos de Manchester y Liverpool.

El Royal Liverpool o Hoylake tiene el honor de ser el primer campo de golf abierto en la zona y el segundo más antiguo de toda Inglaterra. Desde 1897 ha acogido en once ocasiones el Open Británico, el último de ellos en el 2006, con victoria de Tiger Woods.

El Royal Litham Saint Annes fue fundado en 1897, pero no celebró su primer Open Británico hasta 1926. Es uno de los mejores y más difíciles campos de Inglaterra, con más de 200 bunkers. Aquí ganó Severiano Ballesteros el torneo en 1979 y 1988.

Royal Saint Georges

El Royal Birkdale fuel el último campo en acoger el Open, allá por 1954. Albergó la sede del torneo en el 2008. A él acuden los más afamados aficionados a este deporte, incluso desde Estados Unidos. Precisamente, los americanos han ganado cinco de las ocho veces que se ha disputado el Open en este campo. Las otras tres fueron ganadas por golfistas australianos.

En la costa sur del condado de Kent, al sur de Londres, se encuentran otros tres campos de golf ingleses. La zona tiene fácil acceso al encontrarse cerca de Londres. Una estancia aquí resulta maravillosa, sobre todo si la hacéis en alguno de los pintorescos pueblos que rodean el maravilloso paisaje de Kent.

El Royal Saint Georges ha acogido trece veces el Open Británico, siendo el primero en el que se disputó, en 1894. Es uno de los más bonitos sin duda para los amantes de este deporte. En él se han conseguido verdaderas gestas golfísticas.

El Royal Cinque Ports ha acogido solamente en dos ocasiones el Open, en 1909 y 1920. No pudo celebrar más eventos por culpa de la Primera Guerra Mundial, y las altas mareas que lo inundaron en 1938 y 1949. Vale la pena jugar en él de todas maneras, al ser un campo muy difícil que requiere tiros muy rectos para no caer en el problema de los lagos.

Prince es otro de los campos de gol que sólo ha acogido el torneo en una ocasión, en 1932. De manera increíble, el campo fue usado más tarde por la RAF como campo de prácticas para bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. En los años 50, los trabajos de restauración dieron lugar a un nuevo campo, con 17 hoyos.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top