Castillo de Skipton, fortaleza en Yorkshire del Norte

Puerta de entrada del Castillo

A pesar de contar ya con 900 años de antigüedad, el Castillo de Skipton es uno de los más completos y mejor conservados castillo medieval de Inglaterra, con lo que bien merece la pena visitarlo en cualquier época del año. Los visitantes podéis explorar todos los rincones de esta fortaleza, asediada durante tres años durante la guerra civil inglesa.

En la visita, se puede acceder al Salón de Recepciones, a la cocina y a las habitaciones privadas, así como subir a las torres principales. De esta manera imaginaréis cómo era la vida en el castillo. También podéis relajaros en sus alrededores, tomando un pic-nic, o visitando la tienda para obtener más información.

El castillo se encuentra completamente techado, y tiene un excelente patio, llamado Tudor, con una enorme puerta de entrada, flanqueada por dos impresionantes torres. Frente a la puerta hay otra torre que, originalmente, era la torre de vigilancia. A su izquierda se halla la actual entrada al núcleo interno de la fortaleza.

Marcas masonas se pueden ver en la entrada principal. En la época medieval, los visitantes cruzaban el puente sobre un foso, y a continuación llegaban así al patio interior. La barra que acciona el mecanismo de apertura de la puerta todavía puede verse hoy en día.

Tras el patio interior, llegamos así a la sala de recepciones, el centro social del castillo medieval, salón donde cenaban los señores del castillo. Hay que recordar que, realmente, los lugares donde se comía en la Edad Media, no pasarían ningún control de calidad en nuestros días.

Patio Tudor

Poco después del 1090, Robert Romille, un barón normando, construyó una primitiva fortaleza, pero sus murallas de madera poco pudieron hacer para frenar las frecuentes incursiones de los escoceses en tierras inglesas. Así pues, se sustituyó por un castillo de piedra, en la cima de un acantilado rocoso y un enorme precipicio a sus pies.

La historia del castillo no se puede separar de la familia Clifford, a los que se les concedió la propiedad por parte de Eduardo II en el 1310, cuando Robert Clifford fue nombrado Señor de Skipton. Robert Clifford comenzó a fortalecer en gran medida el castillo, pero cayó muerto en la batalla de Bannockburn, en el 1314, cuando acababa de terminar su nuevo baluarte.

Durante la guerra civil inglesa, el castillo de Skipton fue el último bastión que se mantuvo fiel a la corona inglesa en el norte, dando lugar a un período de sitio de tres años (1645-1648). Bajo las órdenes de Cromwell, el castillo fue restaurado por Lady Anne Clifford. Hoy en día, una enorme bandera ondea sobre las almenas del castillo, recordando y evidenciando el poder y la gloria que tuvo en su época.

Información práctica

El Castillo de Skipton está abierto diariamente de 10.00 a 18.00 horas, excepto los domingos que abre a las 12.00 horas. Cierra cada 25 de diciembre, y entre los meses de octubre a febrero, la última admisión de entradas es a las 16.00 horas.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





2 comentarios

  1. Ronald Amado dice:

    los castillos son muy bonitos, imponentes y dan unrepeto impresionante. ojala pueda conocer muchos.

  2. Ronald Amado dice:

    dan un respeto impresionante

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top