Portsmouth, 48 horas en la ciudad

Portsmouth

Bien, tenéis 48 horas para visitar Portsmouth, ¿cómo lo veis?, ¿seréis capaces de verlo todo con tranquilidad?, ¿o bien os pasará como me suele pasar a mí, que estoy más pendiente del tiempo y, cuando me doy cuenta, se me ha escapado sin ver todo aquello que hubiese deseado?. Bueno, no os pongáis nerviosos. Seguidnos, a ver qué podemos hacer con vuestras 48 horas.

– Día 1

Llegamos a Portsmouth a la hora del almuerzo, con lo que nada mejor que hacerlo en el propio hotel que nos alojamos, ¿no os parece?. Así ganamos tiempo, que apenas conocemos la ciudad, y mientras buscamos restaurante… Si queréis, la tarde las dedicamos a las compras. Podemos escoger entre tres zonas comerciales. El centro de Portsmouth cuenta con todas las marcas que esperamos encontrar en una ciudad como esta. Disfrutad en el centro comercial Cascade, una gran calle con un mercado tradicional de siglos pasados.

Southsea Centro cuenta con una impresionante gama de tiendas, dos almacenes y una serie de boutiques de alta calidad. Allí podéis encontrar antigüedades y tiendas de diseño exclusivo, sobre todo en Gunwharf Quays, el cielo para cualquier comprador.

Se nos hace poco a poco de noche, así que nos acercamos a Southsea, donde encontraremos una amplia selección de cafés, bares y restaurantes distintivos. De allí, mirad a ver si hay en cartelera algo interesante en el Teatro de los Reyes, por ejemplo.

Gunwharf Quays

– Día 2

Después de un buen desayuno, tomaremos el Mini-Train cultural de la ciudad. Comenzaremos en la galería de Aspex, Gunwharf Quays, donde contemplaremos el trabajo de los artistas de Portsmouth junto a nombres reconocidos internacionalmente. De allí nos acercaremos al Museo de la Ciudad para descubrir más de cerca a Sherlock Holmes y su descubridor, Arthur Conan Doyle.

Si os llega la hora de comer a la salida del museo, podéis comer en la plaza de la catedral, y disfrutar de las actuaciones callejeras. Si habéis tenido tiempo, pues entonces acercaros a Southsea y recorrer los 4 kilómetros de paseo marítimo, con magníficos espacios verdes. Tomad un pic-nic, y disfrutad de las maravillosas vistas.

Por la tarde conoceremos las reservas naturales de Portsmouth. Exploraremos las marismas de Farlington, caminando a lo largo del sendero que cruza el mar, disfrutando de las vistas a la reserva y al Puerto de Langstone. La zona es un importante refugio para la fauna y la flora, dando un sentido a la naturaleza de la ciudad, a pocos minutos del centro.

La noche se acerca de nuevo, y es el tiempo perfecto para visitar Gunwharf Quays, con más de 20 bares y restaurantes al gusto de cualquiera. Si deseáis una comida íntima para dos, este es el mejor lugar. Algunos bares permanecen abiertos hasta la madrugada durante los fines de semana. A orillas del río, Gunwharf es aún mejor durante los meses de verano, con las terrazas abiertas.

– Día 3

Por la mañana disfrutaremos de un paseo a través del viejo Portsmouth y su zona renacentista. Podéis seguir la ruta del Millenium Promenade, con paneles de información que os señalarán exactamente por dónde vais y la información necesaria para saber qué es lo que visitáis y de qué época datan los monumentos.

A la hora de la comida, y para completar nuestra visita a Portsmouth, almorzaremos en uno de los pubs tradicionales en el viejo Portsmouth, rodeados de calles empedradas, el puerto pesquero, bellas iglesias y varios siglos de historia. Contemplad la vista de la ciudad desde la terraza, y pensad por un momento si habéis aprovechado bien vuestras 48 maravillosas horas en la ciudad. Vosotros me diréis.

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top