Durham, la ciudad hoy en dia

Durham, Market Square

Después de conocer la «Historia de la ciudad de Durham«, hoy nos adentramos en su presente, el que hace que sea ésta una ciudad compacta que ofrece una amplia gama de instalaciones. Una amplia gama de tiendas y restaurantes coexisten junto al mercado de Victoria. Gran parte de la zona comercial de Durham está cerrada al tráfico, por lo que viviréis una atmósfera más relajada.

Tomaos el tiempo que queráis para sentaros en el improvisado mercado y disfrutar con el animado ambiente de la calle, especialmente durante los meses de julio y agosto. En el Mercado Victoria encontraréis todas las suculentas especialidades locales. En primavera y verano, una impresionante muestra de flores adornará la ciudad. Sin embargo, en cuestión de pocos minutos, os podéis escapar del bullicio del mercado de la ciudad para pasar a muchos de los senderos que rodean el río. En ocasiones, lo veréis lleno de embarcaciones, donde se prepara el equipo universitario de remo. Podéis tomar el pequeño crucero del Príncipe-Obispo, un pequeño paseo a lo largo del río con impresionantes vistas.

El hipódromo de Durham, a la espalda del río, es una de las zonas favoritas para pasear, y no precisamente a caballo, ya que no se realizan carreras desde el siglo XIX. Sin embargo se celebra aquí una interesante carrera de cross, en atletismo, que atrae a los mejores corredores del mundo.

La Catedral de Durham sobre el r�o Wear

Durante más de un siglo aquí han tenido lugar las galas de los mineros, el segundo sábado de julio. A pesar del cierre de todos los pozos mineros del condado, ex-mineros y sus familias se siguen reuniendo aquí para asistir a un servicio especial en la Catedral como recuerdo de la industria minera. Se organizan pequeños desfiles con pancartas por las calles de Durham.

El tramo de río que discurre por el antiguo hipódromo es bien conocido por la regata anual que se celebra en junio. La regata fue fundada en su forma actual en 1834, por lo que es la segunda más antigua del país. La regata ha crecido enormemente en los últimos años, atrayendo a más de 600 tripulaciones de todo el mundo.

En la parte moderna de la ciudad se encuentra lo que se denomina como el Lugar del Milenio, inaugurado por la Reina Isabel II en el 2002. El lugar es la sede que alberga las importantes galas de teatro y cine, con un variado programa de música, teatro y comedia, así como amplias instalaciones para conferencias. Muy cerca se halla el Walkergate, una amplia zona de cafeterías, bares y restaurantes.

Un buen hotel para pernoctar en Durham es el que recientemente ha abierto sus puertas, concretamente en enero del 2008, el Radison SAS Hotel, al otro lado del río Wear. Cuenta con 209 habitaciones, con un buen aparcamiento, sala de conferencias y banquetes, y muy cerca del centro de la ciudad a través de la pasarela Penny Ferry.

Y si queréis recorrer los alrededores de Durham, nada mejor que acercarse por ejemplo a Beamish, donde se halla el museo al aire libre más grande de Inglaterra, donde podemos ver cómo se vivía a comienzos del siglo XX. En la misma ciudad visitar también el Museo de John y Josephine Bowes, de estilo francés en el castillo de Barnard.

A media hora en coche de Durham se halla Gateshead, con Metroland, el mayor parque temático de Europa, y el MetroCentre, un enorme centro comercial. Además, podrás maravillarte ante el famoso Ángel del Norte.

Puedes leer sobre este impresionante escultura en:

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top