The Lakes District, más que un parque nacional

null

Si hay algo que no caracteriza especialmente la orografía inglesa es la abundancia de montañas o de lagos. Pero existe una región en el extremo más nor-oriental del país, en el condado de Cumbria, que posee una gran cantidad de ambos. Se trata de The Lake District, conocido también como The lakes o Lakeland, el parque nacional más grande de Inglaterra, designado como tal en 1951 y en el cual se encuentra la montaña más alta (Scafell´s Pike) y el lago más profundo (Wastwater).

Esta gran extensión natural ocupa unos 2.292 km2 y es el resultado de sucesivos periodos de glaciación, los cuales originaron numerosos valles que más tarde sirvieron de lecho a los lagos. Las montañas, su ubicación geográfica y las condiciones climatológicas que aquí se dan hacen de este parque una de las zonas más húmedas de toda Inglaterra. No en vano la vecina Escocia, húmeda por excelencia, está muy próxima al parque. Debido a la inmensa área de terreno que ocupa el parque encontramos varios pueblecitos, a cual más pintoresco y encantador, dispersos a lo largo y ancho de su extensión. Entre los más conocidos están Keswick, Grasmere, Ambleside, Cockermouth, Kendal o Windermere.

The Lake Disctrict es uno de los destinos excursionistas más típicos del país desde hace siglos. Una de las primeras visitantes documentadas fue Celia Fiennes, una intrépida viajera del siglo XVII que recorrió Inglaterra en una época donde viajar por placer era algo más bien excéntrico y novedoso. Multitud de viajeros ilustres peregrinaron hasta la zona de los lagos de Cumbria, en especial poetas y escritores. Algunos de ellos, como William Wordsworth por ejemplo, crecieron en esas tierras (fijáos en lo curioso y adecuado de su apellido, traduciéndolo textualmente significa “la importancia de las palabras”).

Todo esto propició que el parque estuviera estrechamente relacionado con la literatura inglesa de los siglos XVIII y XIX, cuyos autores encontraban la inspiración perdiéndose entre su entonces salvaje naturaleza. Junto a Wordsworth, dos de sus contemporáneos, también poetas y residentes en la zona, Samuel Taylor Coleridge y Robert Southey pasaron a ser conocidos como The Lake poets o Lake School a principios del siglo XIX, siendo considerados parte del movimiento romántico.

Ya a principios del siglo XX encontramos como figura referencial del parque a la escritora infantil Beatrix Potter, que vivió en la zona junto a su familia, en una granja que hoy en día es visitada por un gran número de turistas, en especial japoneses.

null

Gracias al fuerte vínculo que une este espacio natural con la literatura, el llamado turismo cultural se ha desarrollado con fuerza en el parque durante los últimos años. Aparte de la infinidad de rutas relacionadas con artistas, existen multitud de acontecimientos que atraen a este tipo de turismo: la temporada veraniega de teatro en Keswick , los montajes teatrales de Navidad y Semana Santa  o los festivales literarios, cinematográficos, de montañismo, de jazz o de arte que se dan cita en los diferentes pueblos de la zona hacen de este parque algo más que una preciosa reserva natural.

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top