Qué ver en York

York Minster, catedral

La histórica ciudad fortaleza de York, al norte de Yorkshire, tiene mucho que ofrecer al turista. Núcleo urbano con un importante papel durante toda su historia, fue fundada por los romanos, allá por el año 71 d.C. La convirtieron en una de las dos capitales de la Britania romana, incluso llegó un momento en el que el Imperio romano fue gobernado desde York por Septimio Severo, aunque tan sólo fuera por dos años.

La vida siguió tras los romanos, y lo cierto es que a York no la trató mal. Durante la Edad Media fue considerada la segunda ciudad más rica tras Londres, una riqueza que atesoró gracias al auge comercial ligado a la lana. Fue durante estos siglos cuando York creció más, cuando se construyeron edificios que hoy admiramos con la boca abierta.

Lugares que ver en York

Ejemplo de estos edificios es su famosa catedral. York Minster cuenta con un valor arquitectónico indiscutible. De estilo gótico, se trata de un edificio de grandes dimensiones que la convierten en la segunda catedral gótica más grande del norte de Europa, después de la que se encuentra en la ciudad alemana de Colonia. Merece la pena pasear por su interior, que nos dejará casi tan maravillados como su visita por fuera, pero, además, también es recomendable subir los 275 escalones de su torre para disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad.

Si te apetece ver un poco más sobre arquitectura medieval y tradicional, debes pasear por la famosa The Shambles. Se trata de una calle repleta de edificios del siglo XIV, todos con el tradicional entramado de madera. No hay paseo más encantador en la ciudad que el que nos regala esta preciosa calle.

Otro de los puntos importantes de la ciudad es el Museo de Yorkshire, que además de contarnos la historia de esta parte del país, cuenta con unos hermosos jardines con las ruinas de St Mary´s Abbey, una abadía benedictina del año 1088.

Por otra parte, no hay que olvidar la importantísima vinculación de York con los vikingos. De hecho, esta ciudad fue capital de uno de sus territorios. Durante esos días se llamaba Jorvik y lo cierto es que es posible visitar un centro que recrea la vida en aquellos días. El Centro Vikingo Jorvik te hará retroceder en el tiempo, conocer de primera mano, tocando, viendo, escuchando e incluso oliendo escenas cotidianas de aquella época.

Este centro ha sido reconstruido a partir de hallazgos arqueológicos que se encontraron bajo las calles de la ciudad. Así, reprodujeron casas y utensilios, pero también el aspecto físico de estos vikingos, fijándose bien en los esqueletos encontrados en esta época.

Más información útil para tu visita en:

Foto por: Paul Farmer

Tags: , , ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top