Hawkshead, pueblo medieval en el Distrito de los Lagos

Hawkshead

Hawkshead es uno de esos pueblos con encanto que tanto nos gusta descubrir. Situado en Cumbria, en pleno Distrito de los Lagos, se convierte en un destino perfecto para los enamorados de los pueblos medievales. Calles empedradas, preciosas casas cubiertas de pizarra local, plazas medievales y arcos que conectan diferentes espacios de la villa así como un sinfín de visitas a su alrededor.

Este municipio fue en su día propiedad de los monjes de la Abadía de Furness. Tras la disolución de este monasterio, allá por 1537, Hawkshead crecería como una ciudad comercial especializada en el comercio de lana. Así, un sinfín de edificios comenzaron a proliferar, convirtiendo el municipio  en un lugar importante del Distrito.

Además del encanto arquitectónico de este pueblo, hay que destacar que está vinculado a dos figuras destacadas de Inglaterra. Por un lado el poeta William Wordsworth, el cual fue educado en la escuela secundaria del pueblo. Asimismo, la escritora e ilustradora Beatrix Potter también residió por un tiempo aquí, cuando contrajo matrimonio con William Heelis, abogado local.

La importancia turística del lugar comenzó a aumentar considerablemente con la creación del Lake District National Park allá en 1951. Desde entonces, este pueblecito recibe a miles de turistas al año, que lo toman como un excelente lugar de partida para recorrer el Distrito.

Además de poder acceder fácilmente a otros destinos turísticos de esta parte del país, en Hawkshead encontraremos lugares tan emblemáticos como las ruinas de Hawkshead Hall, construida por los monjes, o el Palacio de Justicia.  Además, también destaca una hermosa iglesia parroquial, la Iglesia de San Miguel, la cual cuenta con un interesante altar del siglo XV.

Podemos destacar también otros lugares llenos de historia, como por ejemplo la Old Grammar School construida en 1585 por el arzobispo de York. Esta escuela fue la escuela  a la que asistió el poeta William Wordsworth. En la planta superior encontramos una exposición que habla de la historia de la institución, de su fundador y de la figura del poeta. Asimismo, en la casa en la que vivió Beatrix Potter con su marido, hoy podemos encontrar una galería dedicada a este personaje.

Uno de los aspectos más encantadores del pueblo es que los coches están prohibidos dentro del núcleo urbano. En las afueras de la aldea encontraremos un parking enorme para poder dejar nuestro coche mientras disfrutamos del recorrido por el pueblo.

Foto vía: pondspider

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top