Sticky Toffee, delicioso postre inglés

Sticky Toffee

A los ingleses el dulce les gusta, y mucho. Por este motivo cuentan con algunas recetas realmente deliciosas como por ejemplo el Sticky Toffe, un postre tradicional que podemos degustar en cualquiera de sus cafeterías o restaurantes.

No es un postre con años de antigüedad, lo cierto es que es bastante moderno, pues al parecer, la receta fue desarrollada por Francis Coulson en un hotel allá por 1970. La receta habría sido obtenida gracias a dos oficiales de las fuerzas aéreas de Canadá que habían permanecido un tiempo en el hotel durante la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente está considerado como uno de los 5 postres clásicos para los ingleses. Consiste en una tarta de bizcocho cubierta de toffee y servida con natillas o helado de vainilla.

INGREDIENTES

(Para el bizcocho)

  • 100 g de dátiles secos
  • 125 ml de té negro
  • ¼ cucharadita de bicarbonato
  • ¼ cucharadita de levadura
  • 40 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 85 g de harina
  • ½ cucharada de mezcla de especias como cardamomo, canela y jengibre
  • 85 g de azúcar moreno
  • 1 huevo

(Para el caramelo)

  • 50 g. de azúcar moscovado
  • 50 g. de mantequilla
  • 70 ml. de nata 35%MG

ELABORACIÓN

Lo primero que debemos hacer es calentar el horno a unos 180º.

Ponemos los dátiles muy troceados en un cazo con el té y lo llevamos a ebullición. Tras ello, dejamos que se cocinen durante aproximadamente 4 minutos para que se ablanden. Acto seguido los apartamos y les añadimos el bicarbonato. Reservamos la mezcla.

En un bol mediano batiremos la mantequilla y el azúcar hasta que nos quede una pasta homogénea. Añadiremos posteriormente el huevo, la harina, la levadura y las especias. Tras ello, removeremos bien la mezcla y añadiremos los dátiles. Cuándo esté todo mezclado rellenaremos nuestros moldes hasta ¾.

Horneamos unos 20 o 25 minutos y los dejamos enfriar unos 5 minutos.

La salsa que verteremos por encima se hace con mantequilla, azúcar y nata. Lo ponemos todo en un cazo a fuego lento y lo cocinamos hasta que la mezcla tenga un color caramelo y una textura cremosa.

Serviremos los bizcochos con esta salsa y los acompañaremos con una bola de helado de vainilla.

ALGO MÁS PARA SABOREAR…

Y POR ÚLTIMO…

Sigue leyendo y degustando otras:

Recetas de la cocina inglesa

Foto vía: vegangoodthings

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top