La bruja de Wookey Hole

Bruja Wookey Hole

La pequeña villa de Wookey, situada cerca de Wells, Somerset, quizá no cuente con construcciones asombrosas o monumentos enormes. No obstante, este lugar cuenta con leyendas, muchas leyendas. Una de la más importante es la que se centra en las cuevas de Wookey Hole.

Al parecer, durante la Edad Media en estas cuevas vivía una anciana con su perro y varias cabras. Más bien se trataba de una ermitaña, pues la mujer odiaba la compañía del resto de habitantes del pueblo. Así, su carácter cerrado y su aspecto, desaliñado y grotesco, consiguieron que en el pueblo se la tomara como una auténtica bruja.

Durante una época concreta comenzaron a sucederse diversas desgracias. La gente, al principio, lloraba amargamente suplicando saber la razón por la que se les castigaba así. No obstante, al poco tiempo todos coincidieron en que la culpable de estos males indudablemente debía ser la bruja malvada de Wookey Hole.

Desesperados por esta situación, las gente del pueblo acudió al abad de Glastonbury suplicándole que los ayudara. El abad mandó al padre Bernardo, un fraile experto en exorcismos.

El padre no dudó ni un momento en introducirse el solo en la cueva, armado únicamente con una Biblia y una candela.

Al introducirse descubrió a la vieja removiendo rítmicamente un caldero. El padre se dispuso a hablar con ella, pero la vieja corrió al interior de la cueva soltando improperios y maldiciones por su boca. Ni esta actitud logró amedrentar al valiente fraile, que corrió tras ella pasando por un estrecho pasaje, conocido como la Escalera del Infierno.

En un momento dado, cuando ya tenía frente a frente a la anciana, el padre tomo agua de un pequeño riachuelo subterráneo, la bendijo y la lanzó contra la mujer. Acto seguido y para sorpresa del padre, la bruja se convirtió en piedra.

Hoy por hoy aún se puede observar la figura petrificada de la que dicen, sin duda, era la bruja que habitaba hace siglos estas cuevas. No obstante, estos no son los únicos restos intereasntes de la cueva, lo cierto es que se han encontrado un sinfín de restos arqueológicos de gran valor que han ido a parar al Wells City Museum, aunque la mayoría están en el museo de las cuevas de Wookey Hole, un lugar interesante que debemos visitar tras pasar por las cuevas.

Sigue leyendo en:

Misterios y leyendas inglesas

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top