3 días en Londres

viaje-a-londres

Ver Londres en tres días es completamente imposible. No obstante hoy queremos acercaros una posible ruta para una escapada de esa duración. Ruta en la que aunque no conoceremos la totalidad de la gran urbe, podremos acceder a algunas de las atracciones más importantes de la misma.

Evidentemente, en esta ruta, no están todas las atracciones, y dependiendo de nuestros intereses podremos incluir algunas y prescindir de otras. No obstante, es un buen punto de partida para ubicarnos.

El primer día podemos emplearlo en visitar la Torre de Londres. Esta será una visita que nos ocupará bastante tiempo, por tanto, cuanto antes lleguemos mucho mejor.

Tras esta visita es un momento ideal para cruzar por el Tower Bridge y observar así la fantástica panorámica del Támesis. Además, estaremos bien posicionados para observar desde fuera lugares tan destacados como el City Hall, un peculiar edificio en el que se aloja la cámara para la Asamblea y oficinas para las principales autoridades de Londres, así como el buque de guerra HMS Belfast, un museo flotante sobre el Támesis.

En este día podremos elegir entre tomar un metro y dirigirnos a Candem Town, para poder encontrarnos con uno de los barrios más peculiares de la ciudad, lleno de tiendas y mercadillos con objetos muy codiciados por los turistas, o bien optar por Covent Garden, una zona repleta de tiendas, así como teatros y restaurantes. Una opción es visitar por la tarde Candem Town y luego dirigirnos a Covent Garden para encontrar un restaurante para cenar.

En el segundo día tenemos una misión, observar la ceremonia del Cambio de Guardia. Como esto sucede a las 11:30, podemos optar por pasear por el Hyde Park, uno de los parques más conocidos de Londres, hasta la hora.

Después de disfrutar de este espectáculo y de la suntuosa fachada del Palacio de Buckingham, accederemos a través de St Jame’s Park a la famosísima Abadía de Westminster, otro de los grandes puntos turísticos de Londres.

Tras el paso por la abadía, muy cerca de la misma dirección el río, encontraremos el Palacio de Westminster y el Big Ben, lugares con una fotografía obligada.

Nuestra visita panorámica de la ciudad no podía eludir la oportunidad de llegar al Puente de Westminster, donde observaremos a la gran Noria London Eye. Además, es justamente aquí donde podemos observar algunas de las mejores vistas de la ciudad.

Tras comer podemos optar por visitar el Museo Británico, uno de los más famosos de todo el mundo. Edificio que guarda tesoros como la Piedra Roseta o una impresionante sección de Egipto.

Para cenar ¿Qué os parece hacerlo en Chinatown? Un ambiente muy variopinto con cientos de restaurantes chinos.

El tercer y último día lo dedicaremos a atracciones como la Catedral de San Pablo, donde será imprescindible visitar la cripta y su cúpula.

Es hora de poner rumbo a Trafalgar Square, una de las plazas más conocidas de Londres. Además, es ideal para acceder a la National Gallery, uno de los museos más importantes de todo el Reino Unido y parte del extranjero. Esta visita nos costará bastante tiempo.

Por último, podremos dirigirnos a algunas de las calles comerciales más importantes de la ciudad, como Oxford Street o Regent Street, grandes vías que nos conducirán a Picadilly Circuos, uno de los puntos más míticos de la ciudad.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: espaciodedeportes

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top