Guillermo el Conquistador

Guillermo el Conquistador

Guillermo I de Inglaterra, conocido como Guillermo el Conquistador, fue un personaje muy importante en la historia de Inglaterra. Duque de Normandía desde 1035, lograría conquistar Inglaterra en 1066 arrebatando así el trono a Haroldo de Wessex. Gracias a él y su conquista, la dinastía normanda se instalaría en Inglaterra.

Hijo de Roberto I de Normandía, sería proclamado duque cuando su padre falleció en Tierra Santa. Era un hijo bastardo, por tanto, cuando heredó el título hubieron bastantes personas que se opusieron radicalmente.

El joven Guillermo era menor, por tanto, los tutores legales debían intentar sofocar dichas rebeliones, algo que no consiguieron extendiéndose la anarquía por toda Normandía.

Finalmente, en 1046, Guillermo se alió con Enrique I de Francia, su señor feudal, venciendo así a los rebeldes y ganando la batalla en el ducado.

Esta amistad que Guillermo había entablado con su señor feudal se vería truncada por su matrimonio con Margarita de Flandes; y es que el rey de Francia no era tonto, ante esta alianza comenzó a temer por el creciente poder del joven. Esta desconfianza lo llevaría a intentar invadirlo en varias ocasiones. No obstante, ninguna de ellas terminó con Guillermo.

Cuando en 1066 Eduardo I de Inglaterra murió sin descendencia, Guillermo vio la oportunidad de optar al trono. Esto era debido a que el propio Eduardo lo había nombrado sucesor en 1051. Aun así, Harold de Essex, cuñado de Eduardo, consiguió alzarse con la corona y el poder.

La historia no quedaría así, Guillermo, enfadado por este alarde de rebeldía, reunió un gran ejército con un único fin, conquistar Inglaterra. Una tarea ardua en la que contó con la bendición papal y la neutralidad del emperador Enrique IV.

Desembarcó en Pevensey y fue directo a un enfrentamiento con Harold II. En la batalla de Hasting la victoria fue más que evidente, y tras la muerte de Harold se ciñó finalmente la Corona de Inglaterra el día de Navidad de 1066.

La dinastía normanda trajo cambios. Al ser vasallo del rey de Francia comenzó a sustituir al funcionariado sajón por normandos, introduciendo así un sistema feudal controlado directamente por la autoridad del rey. En pocos años, Inglaterra se consideraría el Estado mejor organizado de Europa.

Nuevas leyes y nuevos proyectos importantes como la construcción de la Torre de Londres en 1070.

Aun así, el reinado de Guillermo el Conquistador se vio constantemente envuelto en querellas familiares. Quizá el golpe más duro lo recibió de su hijo mayor Roberto, el cual decidió rebelarse contra su padre ante la negación por parte de este de cederle el ducado de Normandía.

El rey fallecería en 1087 al caer de su caballo durante una lucha en Ruan. Mientras agonizaba horas antes de morir, cedería sus estados a sus hijos mayores. Normandía sería finalmente para Roberto, mientras Inglaterra seria para Guillermo.

Según cuentan, su entierro fue uno de los más desagradables de toda la historia. La caída del caballo le produjo una peritonitis que terminaría matándolo. Cuando el cuerpo llegó a San Esteban de Caen, estaba completamente lleno de pus, gases de descomposición etc. Además, el cuerpo se había hinchado muchísimo, por lo que resultaba imposible meterlo en el sarcófago. Finalmente, un mal empujón, intentando forzar la introducción en el sarcófago de piedra, hizo que el cuerpo estallara frente a los presentes.

Otros enlaces de interés:

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top