El anfiteatro romano de Chester


La inglesa ciudad de Chester, fue fundada por los romanos hace aproximadamente unos 2000 años, y actualmente conserva orgullosa parte del patrimonio dejado por éstos. Una de las construcciones que se han conservado hasta nuestros días es el Anfiteatro Romano, pero debido a que las gradas estaban confeccionadas en madera, y no en piedra como en otros casos, y que se construyeron edificios en la cara sur del mismo, su estado de conservación no es de los mejores de Europa.

Una cualidad que posee es la de ser el mayor de los hallados en Gran Bretaña, y fue construido al mismo tiempo que la fortaleza de Deva Victrix. Sus instalaciones se usaban principalmente para el desarrollo de diversos tipos de combate entre gladiadores, de entrenamiento para militares y también para la celebración de peleas de animales, entre las que destacaban sobremanera las peleas de gallos.

Se calcula que podía albergar a cerca de 8.000 espectadores, y aparte de una intrincada madeja de pasillos y galerías subterráneas, se ha encontrado un altar dedicado a la diosa Némesis, deidad encargada de las venganzas, en la zona norte del anfiteatro. Debido a las nada comunes proporciones de este lugar, al menos en el territorio irlandés, Chester debió ser un punto muy importante para los romanos en Irlanda.

Aproximadamente unos 3 siglos tras su construcción, el anfiteatro fue relegado al olvido, hasta ya bien entrado el siglo XX, cuando fue accidentalmente descubierto durante las obras de construcción de un pozo. Tras las obras de excavación, el anfiteatro quedó al descubierto en el año 2006, poco menos de dos milenios después de su edificación. Curiosamente, y a pesar de que dos casas fueron construidas sobre sus ruinas (imposibles de ver debido a que estaban enterradas), la mayor parte de sus instalaciones se encuentran en bastante buen estado, aunque no tan bueno como cabría esperar. Afortunadamente, para la demolición de la vivienda de la cara Norte, no se utilizaron explosivos.

Gracias a estas medidas, y también a que se cambió el trazado de una carretera que casi pasaba por encima, las obras de recuperación fueron un éxito y hoy en día podemos disfrutar del esplendor romano de hace casi dos milenios.

– Información práctica para viajar a Inglaterra

Foto vía: english-heritage

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top