El pueblo de Castleton y sus impresionantes cuevas

castleton

Una de las más pintorescas y hermosas localidades que podemos encontrar en el distrito de Peak National Park, en Derbyshire, es el pueblo de Castleton. Además, cuenta entre su patrimonio arquitectónico con el imponente Castillo de Peveril, construido en el año 1086 por Guillermo el Conquistador, quien se lo cedió a su hijo William Peveril poco después. Curiosamente, este castillo no llegó a verse afectado por ataque o batalla alguna, sirviendo simplemente como residencia hasta mediados del siglo XV. Bajo la protección del castillo, el pequeño pueblo pudo prosperar sin dificultades durante siglos.

Algunos edificios que merece la pena visitar  por su antigüedad son el Salón del Castleton, el Hotel Castle y la Iglesia de San Edmundo, todos ellos construidos durante el siglo XVII. La festividad más representativa del pueblo se celebra el día 29 de Mayo, se trata del día de Castleton, en el que se celebra con motivo de la llegada del verano, una procesión y se eligen a un rey y una reina durante un día, quienes presiden las fiestas.

Aparte de la belleza del propio pueblo y de su famosa decoración luminosa en las fiestas de Navidad, Castleton ofrece al turista una gran cantidad de senderos que parten desde el pueblo hasta las montañas circundantes, en un hermoso marco natural.

Aunque el más impresionante de sus atractivos se encuentra bajo tierra, en forma de cuevas:

-La caverna Blue John, llamada así por su contenido en fluorita azul con toques de amarillo. La explotación de esta cueva como mina comenzó en el año 1770 y se comercializaron las piedras para la fabricación de adornos y joyería. El mineral, conocido como Blue John es muy difícil de encontrar fuera de Inglaterra, y no es común encontrar grandes trozos de este curioso material.

-En la caverna Peak se encuentra el nacimiento del río Peakshole, debido a ello, permanece cerrada durante el invierno debido a la crecida del nivel del agua. Como parte de un impresionante sistema de pasadizos subterráneos, la caverna Peak posee la mayor entrada de toda Gran Bretaña y es necesario hacer uso de cuerdas para descender. Hoy en día es objeto de estudio y fascinación para espeleólogos de todo el mundo.

-La caverna Speedwell es la más inaccesible de todas, y es necesario atravesar un canal bajo tierra o ir en barco hasta la entrada para poder admirar su sobrecogedoramente profundo pozo. No apto para gente con vértigo.

Foto vía: letsgo-castleton

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top