La belleza del Valle del Tamar

Valle del Tamar

Por el sudoeste de Inglaterra corre el río Tamar, la frontera natural entre Cornwall y Devon, y los paisajes que lo rodean conforman una de las Áreas de belleza Natural Destacadas del país. Son unos 195 km2 en torno al bajo Tamar y sus ríos tributarios, el Lynher y el Tavy.

La definición de Área de Belleza Natural Destacada, en inglés Area of Outstanding Natural Beauty, se usa para hablar de una zona campestre (en Inglaterra, Irlanda del Norte y Gales), cuyo paisaje es de mucho valor y por eso mismo se intenta conservar y mejorar. Y sí, por supuesto se trata de lugares que son fantásticos para visitar.

Y en el caso del Valle del río Tamar lo bueno es que desde el punto de vista turístico es un destino muy variado y ofrece algo para todos: puedes cabalgar por el campo, caminar por senderos especialmente trazados para que aprendas y descubras cosas sobre el valle, puedes salir de compras, comer en restaurantes, visitar pueblos, mansiones históricas, jardines elegantes y centenarios, caminar o andar en bicicleta, por ejemplo.

Y para los amantes de los ferrocarriles, incluso hay un tren que viaja desde Plymouth hasta Gunnislake pasando por Bere Alston y Calstock, brindando paisajes increíbles en el recorrido. Como es un sitio turístico no tendrás problemas en encontrar alojamiento, hoteles, granjas familiares, Bed & Breakfast, cabañas de alquiler, zonas de campamento u hoteles.

Lo mas importa aquí es que seas un “turista ecológico”, un “turista verde”. Te van a sorprender los antiguos paisajes, con sus riscos y estuarios, pero también no puedes dejar de visitar el Morwellham Quay, el puerto victoriano símbolo de otra época, Patrimonio Mundial herencia bien humana. Verás una mina de cobre, un viejo puerto, una granja victoriana, museos de trajes típicos y mucho más.

También puedes dar un paseo en tren por la orilla del río Tamar y después meterte en las profundidades de la mina George & Charlotte para ver las duras condiciones en las que se trabajaba en la época de oro de la Revolución Industrial.

Foto: vía Telegraph

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top