Bluebell, paseando en un tren centenario

Tren Bluebell

Si te gustan los trenes no hay como Inglaterra, la cuna del ferrocarril. Muchas líneas se han mantenido como históricas y una de ellas es la línea del Bluebell Railway. Se trata de un ferrocarril que recorre 9 millas a lo largo de la frontera entre el este y el oeste de Sussex con antiguas locomotoras a vapor.

Los operarios son voluntarios, amantes de los rieles, y cuidan con celo una bonita colección de locomotoras a vapor y coches antiguos, del período entre guerras en su mayoría. Es una de las colecciones mas grandes de Inglaterra, una colección realmente numerosa.

La línea Bluebell fue la primera de trocha estándar con maquinaria a vapor dedicada al servicio de pasajeros en operar en el mundo. En 2007 cumplió 125 años y en 2009 la sociedad de “amigos del ferrocarril” que la administra cumplió sus primeras cinco décadas de vida.

En un comienzo la línea contaba con seis estaciones pero no todas estaban relativamente cerca de alguna aldea. La costumbre era que las estaciones se construyeran cerca de quienes habían aportado dinero para su construcción así que en este caso estaban cerca de dos empresas y de la casa de un conde. La línea abrió entonces de forma oficial en 1882 y el transporte era básicamente de mercancías, salvo que el conde hiciera alguna fiesta.

Hoy en día para lograr mantener todo en funcionamiento la sociedad ha organizado el tren como algo social, puedes hacer fiestas de cumpleaños, bodas y todo tipo de eventos y paseos. Hay especiales de Pascua, del Día de la Madre, del Día del Padre, picnics victorianos, festivales de comida regional, tardes de té a bordo del coche comedor y mucho más.

¿Cómo son los precios? Por adulto y siempre dependiendo de qué tipo de paseo hagas los precios oscilan entre 6 y 20 libras como mucho. Recuerda visitar los museos: el principal está en Sheffield Park y hay pequeñas exhibiciones también en las estaciones de Kingscote y Horsted Keynes.

Esta excursión podría ser una alternativa interesante a tus viajes a Londres, ¿verdad?.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top