La sidra y la perada, otras bebidas inglesas

No sólo de té viven los ingleses. Los estereotipos es lo que tienen que uno piensa que los británicos se pasan el día tomando , sean o no las cinco de la tarde. Pues no es así. Tampoco es cierto que beban cerveza como si fuera agua. Es otro de los típicos estereotipos, por los que nos hacen creer que no hay nada más que pedir en un pub inglés que una pinta.

Pues no, no es cierto. Son grandes aficionados a la cerveza, pero también producen otras bebidas alcohólicas, como son la sidra o la perada. Aunque no lo parezca, constituyen parte esencial del rompecabezas gastronómico en Inglaterra. Si tenéis la oportunidad de probarlas yo os lo recomiendo encarecidamente.

Comenzamos por la sidra, una bebida que casi en nada tiene que ver con la que podemos degustar en Asturias o El País Vasco y sí se parece más a la que se produce en Irlanda. En el caso de la mayoría de las sidras que se elaboran en Inglaterra cuanto mayor sea la variedad de las manzanas utilizadas mejor será el resultado. Según dicen los distintos matices les confieren características diferentes.

La sidra auténtica es sidra natural, el zumo fermentado de la manzana, sin añadir ni quitar nada. Se distribuye en botellas individuales y se consume como si fuera cerveza: directamente de la botella o en un vaso, pero sin tirar ni escanciar. Las zonas principales con una tradición arraigada de producción se encuentran en el oeste de Inglaterra, en Herefordshire, y en los condados de Sussex, Norfolk y Kent.

Por lo que se refiere a la perada, un producto que no tenemos en España, es similar a la sidra. En esta ocasión no se utiliza con manzana, sino con peras de perada. Se trata de una variedad que se cultiva específicamente para la producción de perada. Tradicionalmente es una especialidad de la zona conocida como los Tres Condados (Herefordshire, Worcestershire y Gloucestershire).

Es un producto totalmente natural, por lo que los pequeños condados son los mejores lugares para disfrutarlos. Si acudís a uno de los numerosos festivales de la cerveza que se celebran por toda Inglaterra, o visitáis un mercado donde los agricultores de la zona vendan sus productos, es habitual que tengan a la venta alguna de las variedades de peradas. Es un momento ideal para descubrir esta bebida, mucho más suave que la típica cerveza, y disfrutarla.

Te recomendamos:

Foto Vía Bernt Rostad

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top