El barco-museo Cutty Sark, en Greenwich

Barco museo cutty sark

Mi padre es un amante de los barcos y sobre su escritorio tiene una reproducción a escala del famoso Cutty Sark, uno de los últimos veleros tipo clipper ( de estructura metálica y cubierta de madera) que se construyeron en el mundo. Es una nave bella, ágil, delicada y elegante y sé que el día en que mi padre se decida a subirse a un avión uno de sus destinos será Greenwich, en Inglaterra. ¿Por qué? Porque aquí está el Cutty Sark.

Sí, este barco descansa en un dique seco en la ciudad de Greenwich y puede visitarse. El barco fue construido en 1869 en Dumbarton, Escocia, y fue botado al agua ese mismo año. El nombre es el de una bruja danzarina que aparece en un poema cómico del escritor Robert Burns y la nave pronto se especializó en el transporte de té entre China y Londres.

Los barcos que llegaban primero a Londres con el té eran los grandes ganadores de la temporada y aunque en este terreno el debut del Cutty Sark no fue auspicioso, el barco se hizo famoso. Eso no evitó empero que a finales del siglo XIX los barcos clipper fueran sustituidos por los barcos a vapor en el comercio del té y entonces el Cutty Sark pasó a comerciar lana desde Australia, convirtiéndose después en el protagonista de una novela incierta.

cutty sark 2

Sucede que el pobre barco fue vendido a los portugueses, reformado y rebautizado hasta que en 1922 cayó en manos de un inglés que le devolvió su aspecto original y lo convirtió en buque de entrenamiento. Finalmente en 1954 terminó en el dique seco de Greenwich donde funciona como barco-museo y es una de las principales atracciones de la ciudad.

El Cutty Sark está cerca del Museo Marítimo Nacional y del Parque de Greenwich. Sufrió un grave incendio en 2007 cuando estaba siendo restaurado y eso ha suspendido los planes de construir un museo alrededor de la nave, pero todavía puede visitarse. Para llegar solo tienes que tomar el metro de Docklands y descender en la estación Cutty Sark,a un paso del barco.

El abrco será restaurado gracias a la donación de un magnate israelí que sirvió en la Royal navy en la Segunda Guerra Mundial así que se espera que para el 2012 vuelva a brillar.

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top