El Big Ben cumple 150 años

Big Ben de noche

Londres es una ciudad mítica y universal, conocida en todo el mundo y uno de los destinos más populares entre los turistas al cabo del año. Un estudio reciente ha declarado al Big Ben como el símbolo más representativo de la ciudad londinense y una de las imágenes más populares del Reino Unido. Sin embargo, ahora que esta torre del reloj va a cumplir 150 años, aún hay muchas cosas que debemos conocer de él.

Aunque algunos creen que el Big Ben se refiere a la torre que se encuentra a orillas del Támesis, otros piensan que se le llama así solamente al reloj. Sin embargo, y en realidad, el término Big Ben se asoció en su origen a la campana más grande que se halla en el interior de la torre.

La torre, que a menudo se confunde con la Torre de San Esteban, es conocida como la Torre del Reloj y se halla al norte y en el extremo oriental del Palacio de Westminster. Tiene una altura de casi 100 metros, mientras que la Torre de San Esteban, frente a Westminster, es mucho más pequeña. En ella se halla la Puerta de San Esteban la entrada más común a la Cámara de los Comunes.

Desde que los trabajos de construcción de la torre se terminaran el 7 de septiembre de 1859, el Gran Reloj de Westminster fue el más grande de cuatro caras del mundo, incluso más que la Torre del Reloj de Allen Bradley construida en Milwaukee.

Durante sus 150 años de historia, el reloj sólo ha tenido problemas menores, pero nunca ha estado parado una gran cantidad de tiempo. Su mayor parada fue en 1976, cuando el desgaste de más de un centenar de años de uso causó una gran cantidad de daños a los mecanismos internos. En nueve meses de reparaciones, el reloj dejó de funcionar durante 26 días.

En la década de los 60, la espesa nieve caída sobre Londres retrasó diez minutos la manecilla del minutero, por lo que la medianoche de 1962 se celebró diez minutos más tarde en Londres. A pesar de estos contratiempos menores, el Gran Reloj de Westminster se jacta de ofrecer la hora exacta del Reino Unido, algo que, en un país donde la puntualidad se lleva a grados extremos, ya os podéis imaginar la importancia que tiene.

Ya sea si nos referimos al Gran Reloj por su nombre oficial o bien por el más conocido de Big Ben, esa torre debe ser uno de los grandes iconos que visitemos en Londres. Y 150 años son para celebrarlo. Desde cualquier parte de la capital inglesa tendremos la oportunidad de felicitarle. ¡Enhorabuena!.

Tags: , ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top